perros y pisos perros y pisos Foto: 4 Patas

Perros y pisos

Muchas veces el perro y nuestra casa no son la mejor combinación; te dejamos unas cuantas ideas que te pueden servir.

¿Te ha pasado que cuando llega alguien a casa, tu perro sale a correr y termina golpeándose porque por el tipo de piso que tienes, no logra mantener un buen agarre con sus paticas? Este es un problema frecuente en algunos hogares donde hay mascotas. Aquí, algunos consejos para mantener a tu perro a salvo, mientras mantienes tus pisos en óptimas condiciones.

• Puedes poner una capa de plástico de alta densidad (fácil de limpiar) para pisos en las zonas donde transita con más frecuencia la mascota, como pasillos y áreas comunes.

• Asegúrate de que las uñas del perro estén siempre cortas, con esto evitarás rayones y marcas indeseadas.

• Si estás en proceso de remodelación o compra de casa, puedes elegir pisos de madera rugosa; estos disimularán las marcas que eventualmente podrá dejar tu peludito.

• En las zonas donde está el comedor de tu mascota, pon una alfombra o plástico, lo importante es que sea resistente al agua, primero porque más que tu perro, los líquidos son el principal enemigo de los pisos, y segundo, porque así el plato se adhiere al piso y el can no podrá arrastrarlo por todas partes.

• Asegúrate de asear sus extremidades cuando sales de paseo; es inevitable que tu mascota traiga mugre y humedad en sus almohadillas, así que antes de entrar, en un tapete limpia las cuatro patas con toallas de papel húmedas.

• Si hablamos de alfombras, la mejor opción es tener una oscura, En la medida de lo posible, trata de conseguir una sin bucle, para que las uñas del perro no se enreden accidentalmente en ella.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.