Postoperatorio para inquietos

Los cuidados postoperatorios son relativamente fáciles, el único consejo es armarse de atención y paciencia, mucha paciencia.


Después de salir de un quirófano, el médico veterinario te hará una serie de recomendaciones con el fin de que tu mascota se recupere rápido y de la mejor manera posible. Sin embargo, ¿cómo evitar que una vez recuperado de la anestesia no corra, salte o juegue?

1. Espacio:
El alojamiento debe proveerle todas las condiciones para que se encuentre cómodo, tranquilo y que no le vaya a hacer falta nada. Acceso al baño (patio, periódico, jardín, etc.), comedero y bebedero, son consideraciones importantes para evitar así desplazamientos innecesarios.

2. Escaleras:
Tu perro deberá estar ubicado lo más cerca a la puerta de salida de la casa para restringir al máximo posible las subidas y bajadas.

3. Puntos y enredos:
Es imposible restringir los movimientos del perro mientras se encuentra en el período postoperatorio; sin embargo, algo que sí puedes hacer es tratar de despejar la zona que has destinado para su estancia: Libre de obstáculos y elementos con los cuales los puntos de sutura se puedan enredar.

4. Compañeros de juego:
Una vez el perro ha llegado a casa, lo ideal es que se recupere totalmente de la anestesia para luego reunirlo con sus compañeros habituales (si los tiene). Durante el período de efecto de la anestesia, se pueden manifestar comportamientos poco usuales de agresividad por estrés o por dolor.
Después de recuperado, debes limitar las visitas de perros u otros animales, ya que se puede ver motivado a jugar, a moverse e incluso, los otros animales podrían lastimarlo.

5. Paseos:
No debes restringirlos en su totalidad, lo que debes hacer es realizar paseos cortos más frecuentemente y, ante todo, siempre con collar.

6. Collar isabelino:
Es incómodo (tanto para él como para ti), y los deprime un poco; pero es un arma efectiva para restringir los movimientos, lamidos y mordeduras de las heridas.

7. Actividad física:
Hay razas mucho más activas que otras, pero en el postoperatorio tanto unos como otros deben guardar estricto reposo. Los primeros días dicha actividad deberá ser suprimida totalmente y con el correr de los días puedes ir aumentando progresivamente la cantidad y exigencia de los ejercicios. Los perros que no realizan actividad física adecuada tienden a sufrir de aburrimiento y estrés, lo cual hará que tengan más tiempo y energía para molestar sus heridas.

8. Geriátricos:
En perros de edad avanzada el período postoperatorio debe ser cuidado minuciosamente: alimentación adecuada, condiciones de comodidad y temperatura óptimas y realización de movimientos suaves y siempre bajo tu observación.

9. Cirugías ortopédicas:
El reposo y la quietud son definitivamente mucho más estrictos cuando se trata de cirugías ortopédicas ya que dichas heridas son de mucho cuidado y son más susceptibles a complicarse cuando se realizan movimientos bruscos. Trata de restringir los movimientos a lo mínimo necesario para que tu mascota esté sana y activa mental y físicamente.

6.   

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.