123 RF 123 RF

¿Cómo tratar la cinofobia, el terror a los perros?

Cada vez son más frecuentes los casos de las personas que sienten un miedo descomunal al ver perros. Te contamos las posibles razones y cómo se puede tratar.

Aunque nos cueste creerlo, existe la fobia hacia los perros, un miedo extremo que es difícil de superar y que se identifica cuando una persona siente un fuerte pánico solo cuando este animal le pasa por el frente, junto con otros síntomas como taquicardia, sudoración, sentimiento de ira, temblores, dificultad para respirar o náuseas.

Lamentablemente es una fobia que crece en el mundo entero gracias a que cada vez salen más a la luz pública los ataques de perros a personas. Sin embargo, las causas más frecuentes para este miedo irracional tienen que ver con experiencias traumáticas que se vivieron a una edad muy temprana.

Te puede interesar: Por qué no debes tratar más a tu perro como un bebé

Aunque, otro medio de adquisición de esta fobia, según el psicólogo y educador canino Jesús Gutiérrez citado en el portal Marie Claire, es la transmisión por imitación. En numerosas ocasiones, los miedos irracionales que tienen los padres son transmitidos a sus hijos, ya sea por temor propio o a través de simples comentarios como "no te acerques, que te muerde".

¿Cómo saber que realmente es una fobia?

Las fobias deben cumplir las siguientes características para ser consideradas como tales:

  • Existencia de miedo desproporcionado. Es decir, el miedo es claramente superior al que cabría esperar dada la situación. No es un miedo adaptativo. Esta característica, no obstante, puede estar ausente en los niños.
  • El miedo conduce a la evitación de la situación temida.
  • No existe una posible explicación lógica del fenómeno. Esto denota el carácter irracional de las fobias.
  • Sobrepasan el posible “control” voluntario.
  • Producen cierto grado de malestar o sufrimiento.

Mira también: Los beneficios de dormir con tu perro

Foto:123 RF

Posibles tratamientos para la cinofobia

Vale la pena aclarar que las fobias no desaparecen de un día para otro y que estos miedos interfieren en su convivencia, así que debe ser tratado con un especialista que indique de acuerdo a una evaluación del caso, cuál es la mejor alternativa.  En 4 Patas te presentamos algunas de ellas para que las tengas en cuenta.

  1. Terapia de exposición gradual

De acuerdo con el portal especializado Adiestrador Canino, La exposición al estímulo fóbico es el ingrediente común de técnicas como la desensibilización sistemática, la inundación o la exposición graduada. Se puede trabajar con exposición en vivo (directamente con perros reales) o con una exposición a imágenes de perros. Este proceso debe ser gradual y no imponerse de una la presencia de este animal de compañía desde la primera sesión.

  1. Técnicas de relajación

Esta técnica se puede combinar con la primera en el que los ejercicios de relajación muscular progresiva, respiración, yoga o meditación pueden serte muy útiles para controlar de manera puntual la ansiedad ante el encuentro con los perros.

  1. Terapia cognitiva conductual

En general, estos programas van dirigidos a cambiar los patrones de pensamiento, insistiendo en la diferencia entre pensamientos realistas e irrealistas o la diferencia entre posible y probable. Además, se incluyen las técnicas destinadas a incrementar la información del paciente sobre su trastorno. Se trata de presentar al paciente el máximo de información relevante referida al estímulo fóbico.

  1. Exposición mediante realidad virtual

Con el avance de la tecnología, esta podría ser una opción muy acertada, pues a través de imágenes controladas se exponen diferentes situaciones en las que el paciente y el perro deben interactuar. La ventaja es que aquí se manipula todo el comportamiento del can, así que no habrá sorpresas como enfrentamientos con otro.

via GIPHY

No dejes de leer: Pautas para ayudar a tu mascota a superar sus miedos

 

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.