Los 5 comportamientos negativos que le celebras a tu perro

Los padres de las mascotas , algunas veces sin darse cuenta, celebran que sus hijos caninos tengan ciertos comportamientos. Muchas veces al alentarlos provocan que los repitan. Te contamos cuáles son esas 5 actitudes negativas que le celebras a tu perro.

Como padres de un perro o un gato, a veces sonreímos por todo. Si hace algo que está bien nos parece lindo y si se equivoca también. El problema es que no nos damos cuenta que aquellos comportamientos negativos del perro son ‘celebrados‘ por nosotros, sus ‘padres‘ humanos.

Te aseguramos que te sentirás identificado porque muy seguramente tu perro tiene estos comportamientos negativos y tú se los aceptas.

1. Pedir en la mesa de lo que estás comiendo.  Ellos siempre te harán ojitos de compasión para que tú te enternezcas y les des de lo que comes. Si lo acostumbras a que coma lo que tú le das en la mesa, tendrás que acostumbrarte a que  el plato de comida siempre deberás compartirlo. En lugar de compartirle, te sugerimos que durante el tiempo que estés comiendo, entretengas a tu animalito con un jueguete o un hueso para que puedas comer tranquilo. Si él no hace caso y empieza a pedir te recordamos que debes ignorarlo.

2. Tirar la correa. Lo primero que debes tener en cuenta es que tú paseas a tu perro, él no a ti. Sin embargo, muchas veces parece que los perros pasearan a sus amos porque son quienes llevan el ritmo del paseo Enseña a tu perro a que eres tú el guía. Para hacerlo no permitas que él jale la correa. Cuando eso suceda lo que debes hacer es parar el paseo sin regañarlo. Lo que le sucederá es que él rebota, es decir él se jala solo, así que el castigo viene de él mismo, no de ti.

3. Ladrar. El ladrido de un perro representa para los humanos el llanto de un niño. Muchas veces los perros ladran para conseguir lo que quieren. Si él te empieza a ladrara para que le des la pelota, no lo hagas, retírate hasta que esté tranquilo. Cuando deje de ladrar realizas la acción, así aprenderá que ladrando no consigue nada.

A. Saltar a saludarte cuando llegas. A veces parece lindo que  te saluden. Sin embargo, cuando tienes un perro grande te das cuenta que no es nada  agradable y que los perros a veces son bastante intensos. Lo que debes hacer al entrar es ignorarlo y saludarlo en el mpomento que esté calmado. 

5.  Jugar bruscamente. No permitas que al jugar contigo o con los más pequeños de la casa, el perro muerda.  No hay motivo para que el can se ponga agresivo. Cuando esto pasa denbes utilizar el NO.  Jamás seas agresivo con él, no le pegues ni lo regañes, con esa simple palabra en todo  de voz alto, te asuramos que él te entenderá.

Recuerda que muchas veces los problemas de comportamiento están siendo avalados por nosotros mismos. No debemos foentarlos. En casa el perro puede ser perfectamente educado por ti. La manera de hacerlo es muy sencilla y siempre sin agresiones o maltrato de ningún tipo.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.