Las 5 cosas más extrañas que hacen perros y gatos

A diario nuestras mascotas nos sorprenden con algunos de sus comportamientos. ¿Cuáles son sus conductas más raras? En 4Patas.com.co te contamos.

Perros
1. Rascan el suelo y todo tipo de superficies. Lo hacen a toda velocidad, como excavando un agujero. Es una respuesta natural al instinto salvaje de la especie.

2. Persiguen su cola. Es un comportamiento muy común y se le atribuyen una diversidad de causas. Aburrimiento, un estado emocional de excitación y presencia de pulgas o garrapatas son algunas de ellas. Otros estudios recientes señalan que también puede producirse por una deficiencia de vitaminas C y B6.

3. Caminan en círculos antes de acostarse. Es su forma de ‘hacer la cama’, retirando lo que no esté en su lugar y alisando con sus pisadas su espacio.

4. Ladran ante el espejo. Piensan que su reflejo es otro de su especie y que está invadiendo su territorio, pero después de varios acercamientos suelen acostumbrarse.

5. Comen sus propias heces. Definitivamente nos desconcierta. Es algo que observan desde su nacimiento, cuando su madre limpia a la camada. Para evitarlo, recoge de inmediato sus necesidades y mantén limpio su entorno.

Gatos
1. Miran fijamente a un punto. Puede ser hacia ti, a un objeto o al vacío; lo cierto es que los mininos tienen más desarrollados sus sentidos, por lo que, sin que lo detectes, pueden estar observando cualquier mínimo detalle del lugar.

2. Hiperactividad a medianoche. Para ellos, es el mejor momento para jugar y recorrer la casa, pues lo asocian con la hora natural para la cacería.

3. Meten las patas en la taza de agua. También suele suceder que sumerjan sus juguetes entre el agua y armen un verdadero desorden. Aunque dicen que los felinos le huyen al agua, varios de ellos disfrutan mojarse y hasta saltar sobre el lavamanos para beber agua de una llave que gotee. Lee: ¿Miedo al agua?

4. Disfrutan del cartón y el plástico. Parece que para ellos no hay mejor lugar para jugar que una caja de cartón o una bolsa de papel. Allí se sienten seguros y además siguen su instinto de cazadores, manteniéndose ocultos.

5. Chupan o mastican la ropa. Sus preferidos son los tejidos de lana. Según los expertos, este hábito se desarrolla cuando son separados muy pronto de su mamá y los gatitos intentan satisfacer su instinto de chupar, o también por aburrimiento o ansiedad. La ingesta de los hilos puede generar una obstrucción digestiva, por lo que lo mejor es estar alerta ante este comportamiento.
¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.