Errores y aciertos en la crianza de un perro

Si adoptaste a un perro o vas a hacerlo, es necesario que empieces a pensar en cómo lo vas a educar. Es importante poner límites para que tu perro no se salga de control y así pueda tener una buena calidad de vida y sea amado por ti y por los que te rodean.

A continuación, te presentamos una lista con las cosas que puedes y no puedes hacer en la crianza de tu canino.

Que se puede hacer:

  1. Socializar con humanos y con otras especies.
  2. Definirle sus espacios como el baño, dormitorio, área de juegos e inclusive las zonas de peligro.
  3. Acostumbrarlo al baño, al cepillado, a la limpieza de dientes, a que se deje abrir la boca y a recibir los medicamentos.
  4. Enseñarle que el juego es diversión y no agresión.
  5. Controlar el instinto de mordida en el cachorro.
  6. Acostumbrarlo al uso de collar, correa y bozal, sí este último es exigido por la ley según la raza.
  7. Acostumbrarlo a ser tocado o acariciado en todo su cuerpo, esto facilita que su examen clínico sea sin nerviosismo o agresividad.

Que no se puede hacer:

  1. Educarlo en la agresividad o para pelear.
  2. No ponerle límites en espacios ni horarios.
  3. Dejar de corregirlo en el momento indicado.
  4. Humanizarlos, si bien son un miembro más de la familia, es necesario que no los trates como personas, la consecuencia de hacerlo trae problemas para ti y para tu mascota.
  5. Permitirle hacer ruidos exagerados, como ladridos o maullidos, de alto volumen y en horas no adecuadas.
  6. Permitirle hacer daños y comer plantas de la casa que pueden tener riesgos tóxicos y afectar su salud.
  7. Estimular el reflejo de morder.

Recomendaciones

Muchas son las dudas a la hora de educar a tu can, por eso te recomendamos consultar al médico veterinario y en caso necesario al médico veterinario etólogo, quien estudia el comportamiento de las mascotas. Además, recomendamos  consultar bibliografía al respecto: infórmarte previamente sobre la raza y el comportamiento que los animales suelen tener, no todos actúan de manera similar y su comportamiento depende en gran medida de la educación que le des.

 

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.