¿En qué te estás equivocando al educar a tu perro?

A veces no entendemos por qué los perros no hacen caso cuando se les regaña, pero no nos damos cuenta de lo importante que es reprenderlos correctamente. Te explicamos qué no debes hacer a la hora de reprenderlos.

1. Regañarlo porque sí

Si lo regañas por cosas que no tienen sentido o  sin explicación, él jamás entenderá el motivo de tu disgusto y no hará caso  ni aprenderá exactamente lo que necesita.

Utiliza comandos o frases que él entienda, como un simple no, pero no le pegues, eso puede generar pánico en el animal y bloquear su aprendizaje

2. Excesos

Si el perro se da cuenta que lo regañas durante un tiempo prolongado (15 minutos) y que además lo haces de manera agresiva puede olvidar fácilmente lo que le dices. La idea es siempre  darle información muy clara.

Existe un momento en el que tu perro puede empezar a sentir el exceso de regaño. Cuando esto pase te lo demostrará con sus expresiones, ya sea evadiéndote, entrecerrando los ojos o simplemente poniendo cara de tristeza.

3. Cuando hace sus necesidades en el lugar equivocado

Lo más común cuando el perro no hace sus necesidades en el lugar donde se lo pides es que lo acercas hasta las heces o la orina y le muestras que ese no es el lugar.  Lo que nunca debes hacer en este caso es acercarlo a las heces como si estas te dieran fastidio, porque el perro puede pensar que no te gustan y puede empezar a comérselas.

4. Ser incoherente

Nunca lo regañes por hacer algo que usualmente le permites. Si él se sube a tu cama y lo regañas, aún cuando lo acostumbraste a que hacerlo estaba bien, puedes desorientarlo.

 

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.