Según el reconocido investigador Raymond Coppinger, el tamaño es un factor determinante en la conducta de una mascota. ¿Cuáles son sus argumentos? Según el reconocido investigador Raymond Coppinger, el tamaño es un factor determinante en la conducta de una mascota. ¿Cuáles son sus argumentos? Foto: 4Patas.com.co

Comportamiento: perros grandes vs. Pequeños

Según el reconocido investigador Raymond Coppinger, el tamaño es un factor determinante en la conducta de una mascota. ¿Cuáles son sus argumentos?

Entre los propietarios de mascotas, con frecuencia suele escucharse que los peludos de razas pequeñas tienen peor carácter que sus primos de raza grande: ladran mucho, son muy hiperactivos y ansiosos, e incluso, se habla del llamado ‘síndrome de los perros pequeños’ para referirse a estos comportamientos.

Pero ¿qué tan válidas son estas afirmaciones? En el más reciente Simposio Veterinario de Comportamiento, que se realizó en Boston (Estados Unidos), el profesor emérito de Hampshire College, Raymond Coppinger, presentó a los asistentes su teoría sobre el tamaño de los perros como uno de los factores que determinan el comportamiento.

En su conferencia acerca de la etología del comportamiento animal, el doctor Coppinger señaló que el tamaño de los perros cambia significativamente su comportamiento. “En muchos sentidos, los perros pequeños responden muy diferente a como lo hacen los grandes”, aseguró.

De acuerdo con las investigaciones del autor del libro Perros: una nueva interpretación sobre su origen, comportamiento y evolución, "el tamaño, y por consiguiente la forma, determinan una manera particular de actuar y de realizar sus actividades, como por ejemplo se percibe con los perros de trineo”, afirma.

Otros expertos, como el investigador y médico veterinario Paul McGreevy de la Universidad de Sídney, han respaldado esta teoría, agregando como variables a considerar el peso y la forma de la cabeza de los perros.

En su investigación, realizada con más de 8.000 canes, el profesor McGreevy concluyó que los perros de razas pequeñas suelen presentar más problemas de conducta; son más sensibles al tacto, tienen tendencia a orinar cuando se quedan solos, temen a otros congéneres y experimentan mayor ansiedad, excitación e hiperactividad.

Si bien ambos concuerdan en la relación entre altura y comportamiento, puede que la diferencia entre grandes y pequeños no solo responda a cuestiones biológicas, sino también a la crianza que reciben nuestros amigos de cuatro patas miniaturas, frente a los cuales los amos suelen ser más indulgentes y sobreprotectores y menos represivos.
¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.