Comportamiento canino: ¿Qué experto puede ayudarte?

Si tu perro tiene problemas de comportamiento y no sabes a qué experto acudir, aquí te decimos cuál podrá ayudarte a solucionar los problemas de tu perro.

Casi siempre el primer lugar donde buscas información es nada menos que “Dr. Google”. Después, los shows de TV que tratan problemas de conducta y, por último, el grupo de amigos con el cual tu perro socializa en el parque. Ellos te pueden brindar su experiencia y diferentes propuestas de tratamientos, pero con cada una de estas tres alternativas, debes tener mucho cuidado, ya que tu peludo debe ser tratado como un individuo y no existe una sola receta que cure a todos; algunos tratamientos mal manejados pueden agravar la causa del problema, exacerbando los estados de ansiedad y, sobre todo, de agresividad.

Si tu mascota tiene problemas de conducta, lo ideal es buscar la asesoría de un adiestrador o de un etólogo clínico; en ambos casos cerciorándote de que sean certificados, evaluando su trayectoria y experiencia. Pero ¿cómo saber a cuál de los dos acudir? Toma nota.

Generalmente, el adiestrador canino es autodidacta. Algunos se dedican únicamente a enseñar trucos de obediencia básicos (sentado, tumbado, quieto, entre otros), y por lo tanto no son los más adecuados para abordar problemas complejos de conducta. En países como España aparece la figura del educador canino, un adiestrador que, además, se ha especializado en conducta canina. En Colombia es posible encontrar algunos de este perfil, que además de enseñarle tips, también pueden ayudarte con el problema de conducta. También hay adiestradores que se enfocan en otras disciplinas, como deportes (agility) o trabajo, y desde su experiencia te pueden brindar muy buena información, dependiendo del caso.

El etólogo clínico es un biólogo, psicólogo o médico veterinario que continúa sus estudios clínicos y los enfoca hacia el comportamiento, específicamente la prevención y el tratamiento de problemas de conducta. Al ser una especialidad, de la medicina veterinaria, en Latinoamérica se reúnen bajo la supervisión de dos grupos: La Asociación Veterinaria Latinoamericana de Zoopsiquiatría y el Colegio Latinoamericano de Etología Clínica Veterinaria. El etólogo clínico debe estar en la capacidad de diferenciar una conducta-problema de origen psicológico de una enfermedad orgánica, puede medicar en caso de ser necesario y basa su tratamiento en la adecuación del entorno y en ejercicios de modificación de conducta.

Si tuviera que recomendarte un asesoramiento para abordar un problema de conducta, te diría que busques un grupo de trabajo que incluya un etólogo clínico y un educador canino.

Tips

¿Cómo explico qué problema tiene mi perro?

Acudir a un etólogo o a un educador y adiestrador para explicarle lo que le ocurre a tu mascota no siempre es tarea fácil. Aquí unos consejos para que aprendas a abordar correctamente la consulta.

  • Sé totalmente sincero sobre sus rutinas y su conducta, y contesta honestamente todas las preguntas que te hagan.
  • Dedica tiempo a la visita y no tengas afán (suelen ser largas).
  • Invita al experto a conocer el entorno donde vive el perro; allí se pueden encontrar detalles que afectan su comportamiento.
  • Reconoce y recrea de la mejor manera las situaciones donde ocurre el problema, es importante describirlo lo más detalladamente posible.
  • Invita a toda la familia a participar de la consulta, esto aporta más información y diferentes puntos de vista.
  • Son pocos los problemas de conducta que se resuelven inmediatamente; sé paciente y busca que exista un compromiso de la familia para trabajar.
¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.