¿Golpear a tu mascota es una buena opción para educarlo?

Existe la creencia de que los perros se educan pegándoles con papel periódico. Nosotros queremos contarte si eso es verdadero o falso.

Si tratas de educarlo  amenazándolo con papel periódico causarás el efecto contrario. Es decir, se intimida en vez de aprender. Pero entonces, ¿cómo educarlo?

Lo primero que debes saber es que para que un perro aprenda, debes entender su lenguaje canino y utilizarlo para enseñarle lo que quieres que aprenda.

Durante los dos primeros meses de vida, en el contacto con su mamá perruna, el animal aprende el lenguaje materno. Eso quiere decir que ella durante este tiempo lo corrige una y otra vez, generando una recordación que en el perro será muy clara cuando su dueño humano le pida que no se comporte de cierta forma. 

Te lo explicamos con un ejemplo. Si tu perro muerde los pezones de su mamá mientras lo está lactando, ella inmediatamente le gruñe. Si él vuelve a realizar la misma acción luego del gruñido, es posible que la madre, con su ocico, cierre el del perro por unos segundos. De este modo él entenderá que no debe volver a hacerlo.

Tienes que saber, como su papá o mamá humano, que lo aprendido por el cachorro durante la época de destete es muy importante. Por eso, no debes apartarlo de su mamá antes de los dos meses. Luego tú podrás  educarlo, pero él sabrá que hay ciertos comportamientos que no están bien. Todo gracias a que alguna vez tuvo la oportunidad de ser reprendido por su madre perruna.

“Hay que tener paciencia para educar. Los perros no deben destetarse antes de los dos meses, porque las enseñanzas de la madre, son una base para él”, comenta el entrenador canino, Henry Heshusius.

A continuación te contamos los pasos que usa la mamá perruna, para reprender a sus crías, y cuáles son los  equivalentes en el humano.

Perro- Humano

1 Gruñe: La perra lo primero que hará para reprender a su cachorro será gruñirle. Lo equivalente a este primer paso, en los humanos, debe ser un sonido con el que el perro entienda que hizo algo mal. Puede ser un shhhh, o un ¡No!
2. Enseña los dientes: Toca al perro cuando haga algo malo. No hay necesidad de pegarle, nos referimos a que le hagas un toque suave, puede ser con el dedo, como en señal de decirle que eso no se hace.
3. Ladra: El ladrido de la madre perruna equivale en el humano a que le diga: ¡Eso no se hace!
4. Muerde: Mientras su mamá perruna lo mordería, luego de haber realizado los pasos anteriores, lo que tú debes hacer como su papá o mamá humano, es cerrarle el ocico con tu mano, por tres segundos.
5. Zarandear: La madre perruna lo zarandearía, tú puedes hacer lo mismo por 3 segundos. El perro tendrá un flash back de la corrección de su madre y entenderá que eso no se debe hacer.
6. Girar al perro sobre su lomo: Si ve que definitivamente no hizo caso, la madre perruna lo gira sobre su lomo para que él quede boca arriba, demostrándole que ella es la que manda. Tú puedes hacerle exactamente lo mismo. Lo giras, le haces presión suave sobre el pecho y cuando él deje de estar agitado, levantas la mano, que en este caso debes mantener sobre su pecho.

Sigue los anteriores consejos para reprender a tu perro, pero nunca le pegues, no lo necesita.

Te puede interesarEnsénale a hacer sus necesidades en el papel

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.