Si notas algún patrón extraño en el ciclo de sueño de tu perro, visita inmediatamente a tu médico veterinario. Si notas algún patrón extraño en el ciclo de sueño de tu perro, visita inmediatamente a tu médico veterinario. Foto: 4Patas.com.co

‘Arrorró mi niño’

De día o de noche, los perros necesitan tiempos de descanso para mantener su salud mental y emocional. Estas son algunas cosas que debes saber sobre su ciclo de sueño.

¿Sabías que, en muchas ocasiones, el ciclo de sueño de los caninos es usado para estudiar las alteraciones que tienen los humanos a la hora de dormir? Esto es básicamente porque ambos estados se componen de las mismas fases: adormecimiento, sueño superficial, intermedio y profundo.

No obstante, la gran diferencia entre amos y mascotas es que, en promedio, un perro adulto duerme 13 horas al día: ocho o nueve en la noche y el resto en siestas diurnas.

Es muy importante entender que estos pequeños descansos son vitales para su salud, ya que es en dichos momentos cuando recupera la energía perdida. Por eso, si hay niños pequeños en casa, es necesario enseñarles a respetar las horas de sueño del animal.

Lo normal es que estas siestas duren alrededor de 20 minutos, aunque, dependiendo del nivel de actividad, los perros pueden alcanzar un sueño profundo. Al igual que los humanos, el cerebro no para de producir impulsos eléctricos mientras dormimos, así que es normal que las mascotas muevan los ojos rápidamente con los párpados cerrados, pataleen, levanten las orejas, se relaman el hocico, gruñan o emitan ladridos.

Tu amigo peludo también tiene pesadillas y muchas veces sufrirá de insomnio, por lo que paseará intranquilo durante la noche y buscará qué hacer para pasar las horas. Al día siguiente, es probable que el perro esté somnoliento y la casa luzca algo desordenada. Más que regañarlo, hay que dejarlo recuperar las horas de sueño, para que esto no afecte su salud o su comportamiento.

No olvides que, generalmente, los perros se adaptan a nuestras horas de sueño. Por eso es importante que reconozcas cuándo está demasiado dormilón o, por el contrario, cuándo se comporta muy hiperactivo. Así podrás prevenir futuras enfermedades. A continuación, damos respuesta a tres preguntas muy comunes a la hora en la que ambos van a la cama:

¿Qué pasa si mi perro duerme conmigo?
Aunque los perros son los mejores amigos del hombre, algunos dueños cometen un error al convertirlos en seres totalmente dependientes de su compañía. Por eso es mejor que ellos duerman en una cama separada para respetar las rutinas de sueño de cada uno, brindar más seguridad a la mascota y hacerlo entender que el que manda en casa, eres tú. También es recomendable para la salud de ambas partes, ya que muchas veces ellos tienen parásitos que son nocivos para los humanos, y viceversa. También es posible que puedan orinarse para marcar su territorio. Puedes adquirir una cama para tu mascota y ubicarla cerca de la tuya para irle enseñando a dormir en esta.

¿Qué le quita el sueño?
Las principales causas de insomnio en un perro pueden ser:

-Obesidad.
-Ingesta de productos nocivos.
-Sonidos muy fuertes como la explosión de fuegos pirotécnicos.
-Dormir cerca de perras que están en celo, por lo que es mejor separarlos para no generar hiperactividad.
-Otros problemas de salud.

¡Mi perro ronca!
Muchas razas braquicéfalas como el pug o el boxer tienen una predisposición genética a roncar, por eso es mejor prevenir las temperaturas altas a la hora de dormir. Otras causas pueden ser alergias, mala postura, obesidad o congestión nasal. Si tu perro presenta un cuadro de ronquido muy evidente o poco común, lo mejor es consultar con su veterinario, porque algunos casos extremos requieren de cirugía.

Asesoría: Dr. Miguel Ladino, Clínica Veterinaria de la Universidad de La Salle.
¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.