El riesgo de humanizar a las mascotas El riesgo de humanizar a las mascotas Foto: 123rf

El riesgo de humanizar a las mascotas

Conoce las consecuencias que genera, en la convivencia con tu perro, tratarlo como a un hijo.

Como nosotros, los perros son seres sociables que necesitan vivir en manada para sobrevivir y sentirse plenos. Y aunque es correcto considerar a la mascota como un miembro más de la familia, atribuirle características y hábitos humanos es un error. Por eso, festejar su cumpleaños, sobreprotegerlo, compartir la cena con él o vestirlo, a menos que sea por recomendación de un médico veterinario, puede llegar a desencadenar problemas de comportamiento en los canes.

Con las mejores intenciones, muchos suelen tratar a su mascota como un hijo. Sin embargo, esta situación no es sana para ninguna de las partes. Al humanizar a un perro, se están desconociendo sus necesidades reales y es común ver en ellos señales de estrés, miedo, ansiedad e inclusive agresividad. Esto, además de confundirlo, causa en el can conductas impropias de su especie, que terminan por afectar la convivencia con la familia.

¿Cómo evitarlo sin dejar de mimarlo?
La genética define en un 20% el comportamiento de un perro, mientras que un 80% depende de su entorno. Por eso, es importante identificar las características y necesidades propias de su raza, y evitar poner a tu mascota a ocupar un lugar en la familia que no le corresponde.

No se trata de negarle afecto sino de poner límites. Por su instinto ellos se acostumbran a vivir en manada. Sin condicionar su naturaleza, enséñale que tú eres el alfa, adiéstralo, ejercítalo y dale cariño.

Antes de celebrar el cumpleaños de tu mascota, darle comida en la mesa, celebrar una boda canina o llevar al extremo los cuidados que le brindas, piensa si en realidad tu perro lo necesita.
¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.