La castración: preguntas y respuestas

Seguramente te has preguntado muchas veces si ya es hora de castrar a tu mascota o no. Aquí te develamos todas las dudas.

¿En qué consiste?
La castración es un proceso quirúrgico bajo anestesia general, con el cual se extraen los órganos reproductivos internos de los perros (ovarios, útero y cuernos uterinos en hembras y testículos en machos). Su duración es de 20 minutos aproximadamente y es realizada por un médico veterinario.

¿A partir de qué edad se realiza la castración?
A partir de los tres-cuatro meses de edad, siempre y cuando los animales tengan el peso adecuado y buena salud. La edad ideal: entre los tres y seis meses para hembras o machos caninos o felinos.

¿Se pueden castrar hembras en celo?
Claro que sí, incluso durante el embarazo, pero hacerlo antes del primer celo es más beneficioso para ellas. Es importante aclarar que si se castran durante el celo, el olor que atrae a los machos seguirá su curso natural. En otras palabras, si el celo dura entre 10 y 14 días, y la perra es castrada el día 8 de su celo, mantendrá su olor por 6 días más, aproximadamente.

¿Cómo preparo a mi mascota para la castración?
Debes evitar que coma o beba agua por 12 horas antes de la operación. Es importante que el animal este sano, es decir, que no presente síntomas de diarrea, vómito, u otras complicaciones de salud.

¿Los animales se engordan y se vuelven perezosos luego de castrados?
La castración modifica los balances hormonales y el nivel de actividad del animal, pero esto no quiere decir que se tienen que engordar. Si controlas su alimentación y mantienes a tu mascota activa físicamente, no tienen por qué engordarse o ser perezoso.

¿El carácter de mi perro(a) o gato(a) cambiará negativamente con la castración?
No tiene por qué suceder. En todo caso, cualquier cambio será positivo, se volverá un animal más afectivo, menos agresivo y con menos tendencia a pelear, marcar territorio y deambular.

¿La castración duele?
La castración se realiza bajo anestesia general, de modo que el animal no siente nada. Después de la operación, quizás el animal esté un poco adolorido o se queje, pero es normal, Además, la recuperación toma poco tiempo. 
¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.