Las 8 cosas que rompen el corazón de tu perro

Aunque siempre queremos educar a los canes de la mejor manera, la verdad es que a veces, sin querer, nos equivocamos en algunas acciones. Cuando reprendas a tu perro, ten en cuenta que estas 8 cosas lastiman su corazón.

  1. Ven aquí, ¡ahora!

Una de las cosas que más lo lastima es que lo llames y luego lo regañes. Jamás lo hagas, porque más allá de herir su corazón estás logrando el efecto contrario. Es decir lograrás que él siempre tenga miedo de ir hacia ti porque siente que viene una reprimenda o regaño. Lo que debes hacer para que siempre acuda al llamado es darle una recompensa cuando llegue al lugar y siempre demostrarle que cuando va hacia ti es porque tienes cosas buenas para él.

  1. ¡No grites!

Cuando el perro es cachorro siempre se emocionará cuando llega visita a tu casa, así que no es extraño que pase por encima de los invitados. Aunque este comportamiento no puedes permitirlo, te recomendamos que no lo grites. Lo mejor que puedes hacer es ignorarlo y hablar con tus invitados para pedirles que solo lo consientan y le pongan atención cuando el perro esté quieto.

  1. Frotar su nariz

Cuando tu perro hace un daño por lo general, lo primero que hacen los dueños es frotar su nariz sobre el daño. Cuando orina o hace caca en el lugar equivocado, le restriegas el hocico en sus necesidades y vas hasta el lugar donde debe hacer, para mostrarle que ese es el lugar indicado. Dándole un golpe, gritándole o restregándole el hocico en sus ‘errores’ él jamás aprenderá. Lo mejor que puedes hacer es enseñarle a que haga sus necesidades en el parque más cercano.

  1. Tirar de la correa

No permitas que él tire de la correa, ni tampoco lo hagas tú. Si él es el que lo está haciendo, te recomendamos parar y estar de pie debajo de un árbol. Espera un momento, cuando él te mire sigue el camino. Seguramente, hacer este ejercicio varias veces lo hará entender que cada vez que jale, pararás el paseo. De tu parte, no lo acostumbres a llevarlo caminando a los jalonazos porque se sentirá ahorcado.

  1. Encerrarlo

Si tu perro comete un error, no lo metas ni en un cuarto, ni en una jaula. Lo mejor que debes hacer es enseñarle lo que deseas, utilizando los refuerzos positivos. ¡No lo encierres jamás!

  1. No obtener ejercicio diario

Una de las acciones que puede hacer doler el corazón de tu perro es el hecho de que no lo saques a pasear diariamente. Ellos necesitan liberar energía, por eso una de las principales actividades que debes hacer con él es llevarlo a caminar o a correr. Una de las principales razones por las cuales tu perro tiene problemas de comportamiento es porque no libera  la energía. Por eso, sácalo, dale un paseo, ayúdalo a que suelte su adrenalina.

  1. Pegarle por masticar

Los perros siempre tienen un deseo incontrolable de masticar, más cuando están cachorros. Por eso, no le pegues por hacerlo. Debes saber que masticar es una necesidad para ellos. Por eso no lo reprendas, cómprale juguetes especiales para masticar y dejar en un lugar alto aquellas cosas que no puede morder.

  1. Promesas rotas

Si quieres que él realmente crea en ti, no le prometas lo que no vas a cumplir. Es decir, no le digas ‘vamos’ si realmente no vas a salir con él. Tampoco le muestres un snack si no se lo vas a dar o si lo vas a tener esperando media hora para dárselo.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.