¿Por qué los niños deben tener una mascota?

Según un estudio realizado por la empresa Mars y su programa PEDIGREE Adóptame, las mascotas son inmensamente beneficiosas para los más pequeños. Aquí te contamos por qué.

El programa de Adopción y Tenencia Responsable de Perros de la empresa Mars, PEDIGREE Adóptame, y su lugar de investigación de nutrición y bienestar animal, Centro Waltham, confirmaron los muchos aportes y beneficios que una mascota trae a la vida de un niño. Estos van desde lo social y emocional, hasta lo físico:

1. ¡Son parte de la familia!
Los más pequeños construyen lazos emocionales con sus mascotas y las consideran un miembro más del hogar. Este tipo de relaciones pueden convertirse en un soporte social para los niños y en un potenciador de la empatía; es decir, esa capacidad que les permitirá identificarse con los sentimientos del otro.

2. Reducen el estrés
Los animales, en este caso los perros, poseen la capacidad de acompañar socialmente y sin juzgar a las personas, lo que los convierte en agentes tranquilizadores. Por ejemplo, a la hora de visitar al médico o de ingresar a un nuevo colegio, la presencia de una mascota puede calmar a los más chicos, ayudándoles a no generar miedos a largo plazo que los afecten en otras situaciones.

3. Promueven una vida saludable
La presencia de un perro en el hogar puede ayudar a promover la actividad física, pues un simple paseo diario o los juegos que se pueden realizar con la mascota invitan a los niños a estar en constante movimiento. El ejercicio es indispensable para los chicos. De este depende, en gran parte, su salud, y además ayuda a prevenir enfermedades como la obesidad infantil o la diabetes tipo 2.

4. Ayudan en la prevención de alergias
Según los estudios, los niños que conviven con perros o gatos desde muy pequeños, tienen menos posibilidades de desarrollar alergias en su proceso de crecimiento.

5. Facilitan el aprendizaje
Las escuelas han empezado a aplicar programas educativos que usan animales para mejorar las habilidades motrices de los alumnos, así como las competencias de lectura y comunicación de los niños. Según las investigaciones, los pequeños en edad preescolar siguen más fácilmente las instrucciones y las tareas de desarrollo cognitivo en presencia de un perro.
¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.