5 Objetos NO APTOS para mascotas

Conocer los riesgos de una mascota es una de las mayores responsabilidades de un buen amo, así que por su seguridad y la de tu vivienda, te contamos cuáles son los cinco objetos que debes poner a salvo de tu animal.

Cables eléctricos 
Una de las principales fuentes de entretenimiento de los gatos es jugar con los cables de la casa. Para evitar que tu mascota genere un corto circuito y/o que se electrocute, se aconseja recubrir los cables con cinta de papel estaño o de doble cara, u otros materiales alcalinos o pegajosos que le desagradan a los felinos. Usar tecnología inalámbrica es unas de las mejores opciones para reducir este tipo de riesgos. 

Persianas 
Tanto a los gatos, como a los perros, las persianas les causan una fascinación particular. Usarlas como escalera para trepar se convierte en todo un placer. Para evitar que terminen vueltas añicos y que tu animal corra peligro durante esta aventura, se aconseja mantenerlas siempre recogidas; también es recomendable instalar alarmas que avisen una vez el animal esté cerca de ellas. 

Plantas
La relación entre las plantas y las mascotas no siempre es la mejor. Es común que a los perros les guste masticar matas y que los gatos busquen excavar las materas hasta encontrar fondo. En los dos casos, es importante que le llames la atención, para indicarle que lo que hizo está mal. Adicionalmente, es recomendable aislar tus plantas con un cerco de madera o metal; también puedes tapar la superficie de la planta con piedras de río o cortezas de madera. Ver: Jardines y plantas, ¿una amenaza?

Libros o revistas
Los expertos señalan que los perros que sufren de ansiedad calman su agitación comiendo papel, especialmente libros, periódicos o revistas; una patología que ellos denominan Pica. Para evitar que tu mascota acabe con tus documentos más preciados, se aconseja mantenerlos siempre en lugares difíciles de acceder. Frente a la conducta de la mascota, lo ideal es sorprenderlo en flagrancia y reprochar su acción de manera inmediata. Comer objetos no digeribles le puede producir problemas estomacales, obstrucción traqueal e intestinal.

Zapatos
En la mayoría de los casos, la costumbre de morder o comer zapatos es responsabilidad del amo, pues son los primeros objetos que se utilizan para entretener a los cachorros. Si se hizo una vez, con total consentimiento, será muy difícil después explicarle que es una acción incorrecta. Para quitarle esa costumbre debes reprochar la acción en varias oportunidades y posteriormente desviar su atención a sus juguetes.
¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.