Cambiar las rutinas de tu mascota con antelación permitirá afianzar su relación con el nuevo integrante de la familia. Cambiar las rutinas de tu mascota con antelación permitirá afianzar su relación con el nuevo integrante de la familia. Foto: 4Patas.com.co

La llegada del bebé

Para cualquier animal, los cambios en las rutinas resultan ser estresantes, mucho más si estos incluyen la presencia de un nuevo integrante de la familia. Aquí, una guía para que tu peludo amigo aprenda a convivir exitosamente con un recién nacido.

Desde el mismo momento en que planeamos tener un bebé, podemos comenzar a trabajar para que la relación entre él y nuestra mascota sea ideal. Inicialmente, debemos asegurarnos que nuestro perro conozca la forma adecuada para interactuar con las personas y para permanecer tranquilo en toda la casa.

Dos o tres meses antes del parto pondremos en marcha el cambio de rutinas. Primero definiremos cómo será el acceso de nuestro perro a los diferentes lugares de la casa, teniendo en cuenta que, en un inicio, las zonas del bebé deben tener un acceso restringido. Además, nuestro perro o gato tendrá que aprender a no usar ciertos muebles en donde estará el pequeño y, debido a que no vamos a disponer del mismo tiempo libre, le debemos enseñar las nuevas rutinas de juegos, alimentación y paseos.

La idea de establecer estas nuevas prácticas es que nuestra mascota vea como algo normal el hecho de que no podremos dedicarle el mismo tiempo que antes. Sin embargo, debemos ser conscientes de que se tienen que cubrir unas necesidades básicas de paseos, juegos y ejercicios para que su salud mental no se vea alterada y así prevenir problemas de comportamiento asociados a estrés como la ansiedad o la agresividad. Es verdad que si nuestro perro aún es cachorro puede que sea más inquieto, pero si nuestra relación con él está basada en una buena educación y comunicación, la llegada del bebé no tiene por qué ser un problema sin importar la raza, la edad o tamaño.

El siguiente paso es enseñarle qué es un bebé. Para esto, podemos usar grabaciones de risas, llantos y otros sonidos similares. También, podemos acostumbrarlo a los olores de los talcos, cobijas, ropa y no sería descabellado el uso de un muñeco durante las semanas previas al parto.

Momento crucial
La llegada a casa va a ser estresante para todos, por eso es una prioridad enfocarse en el bienestar del bebé, para luego, con calma y en presencia de toda la familia, realizar la presentación oficial con la mascota. Si las nuevas rutinas están establecidas y la actitud hacia el recién nacido es buena, podremos acercarnos a él y permitirle oler al bebé un par de veces, evaluar su reacción y consentirlo, esto le ayudará a entender que todo está bien. Durante las primeras semanas debemos prestar especial atención a su comportamiento con el menor.
 
Tomar medidas de prevención ayudará a que rápidamente respete los espacios del bebé. Entre las medidas de prevención están el uso de barreras físicas, correa y bozal en caso de ser necesario, manejo del largo de las uñas y tener especial cuidado de que ambos nunca se queden solos en el mismo lugar sin supervisión.

Durante los primeros días evaluaremos el estado de ánimo de nuestro cuadrúpedo cuando el bebé se le acerque, mediante el análisis del lenguaje corporal canino y solo permitiremos que el niño lo toque cuando se encuentre en calma y en ausencia de señales de apaciguamiento tan sutiles como lamerse la nariz, bostezar o evitar contacto visual directo. Si en algún momento tienes alguna pregunta sobre el comportamiento de tu mascota hacia el nuevo integrante de la familia, no dudes en consultar inmediatamente a un especialista.

Mitos y verdades
- Mejor raza para niños: independientemente de la raza, es importante que tu perro haya tenido una buena socialización y no haya manifestado nunca signos de agresividad.

- Celos: más que celos, lo que el perro puede crear es una asociación negativa en donde la presencia del bebé desencadena regaños, falta de atención, menos caricias o juegos y mayor tiempo sin compañía. Si sigues las pautas presentadas aquí, tu mascota experimentará muy pocos cambios y habrá menos problemas.

- El perro va a morder al bebé: los canes usan la boca como nosotros las manos, por eso desde la llegada del niño siempre debe haber una vigilancia continua, ya que incluso sin querer lastimar, nuestro amigo puede causar

Preguntas de nuestros lectores
¿Cómo evitar que mi cachorro muerda todo tipo de objetos en casa?
Propietario: Diana Salazar, mascota: Athos. Bogotá, Colombia.
Los cachorros por naturaleza quieren explorar todo lo nuevo y para esto usan la boca, por lo tanto es casi imposible que no hagan algún daño. Sin embargo, una buena cantidad de juguetes y dedicarle tiempo a su educación nos van a permitir enseñarles, en poco tiempo, lo que sí está permitido morder.

¿Mi perro debe permanecer todo el tiempo amarrado las primeras semanas o meses mientras se acostumbra a la llegada de mi bebé?
Propietaria: Martha Esteban, mascota: Chacho. Cali, Colombia.
Todo lo contrario. Debes enseñarle a comportarse con el bebé en casa, eso sí con algunas medidas de prevención como la vigilancia permanente. El dejarlo amarrado o confinado en un lugar solo, predispondrá a la aparición de problemas de comportamiento incluyendo agresividad y, con un bebé en casa, seguro no queremos eso.

¿Mi perro puede transmitirle enfermedades a mi bebé? ¿Qué debo hacer para evitarlo?
Propietaria: Andrea García, mascota: Sneak. Bucaramanga, Colombia.
Sí y no solo al bebe, sino a toda la familia. Para evitarlo, lleva al día tu plan de vacunación y desparasítalo cada tres meses. Además, siempre lávate las manos después de jugar y consentir al perro, en especial antes de cocinar y de comer. Mantén tu perro sano y no olvides visitar periódicamente a tu veterinario.
 
Por: Juan Camilo González
Médico veterinario, Máster en Etología Clínica de la Universidad Autónoma de Barcelona, en España. Con su empresa, Soluciones en conducta animal, busca que las mascotas convivan en armonía con su familia y su entorno.
¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.