¿Dejar subir al perro al sofá es bueno?

Que los perros se suban a los muebles es bien visto para la familia, pero no para la visita o para quienes no han tenido un animal de compañía en su casa. Más allá de los inconvenientes que esto genera hay que preguntarse si el control lo tiene tu perro o lo tienes tú.

Si has desarrollado una relación de disciplina, lo más probable es que tú tengas el control y que seas quien elija qué hace tu perro. Sin embargo, la mayoría de las veces, mientras lo educas también debes educarte tú para saber cómo lograr que sea él quien siga tus reglas.

Si tienes el control y sabes cuáles son las órdenes básicas, entre las que están arriba y abajo, seguramente disfrutas de la compañía de tu perro encima del sofá o de la cama y aprovechas para  detectar cosas que a veces no se ven a simple vista o se sienten  con una sola olfateada, como es el caso de los malos olores o bolitas ocultas en su cuerpo.

Si no tienes el control  sobre tu perro, él puede incurrir en comportamientos negativos. Si permites que te acompañes arriba del sofá, lo estás poniendo a tu altura y le estás dando un poder de liderazgo que puede traerte problemas a corto plazo, como por ejemplo: conductas de poder, conductas de liderazgo, territorialidad o posesión.

Estas conductas pueden provocar que él sea considerado “el líder de la manada” y que no te vea como su líder.

Lo mejor que puedes hacer si vas a permitirle que suba al sofá es hacerlo bajo tu mando y supervisión, no solamente porque quiere hacerlo. Aprende a ser el líder y a que lo que él haga esté aprobado por ti.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.