Los cambios en las actividades, propios de la temporada navideña, también afectan a nuestras mascotas, por lo que lo mejor es planear con anticipación todo lo que pueda afectar su rutina durante las vacaciones. Los cambios en las actividades, propios de la temporada navideña, también afectan a nuestras mascotas, por lo que lo mejor es planear con anticipación todo lo que pueda afectar su rutina durante las vacaciones. Foto: 4Patas.com.co

¡Llegó la Navidad!

Esta época genera múltiples preguntas sobre qué hacer con nuestras mascotas durante las vacaciones, las festividades de diciembre y los viajes en familia. Aquí te presentamos algunas ideas para sobrevivir con éxito a estos días que se salen de la rutina.

Con la llegada de la temporada de fiestas de fin de año, surgen cada vez más asuntos para organizar, planificar y decidir sobre las actividades que se realizarán en esta época. Entre estas inquietudes que anteceden el inicio de las vacaciones, las referentes al cuidado de perros y gatos ocupan un lugar primordial.

Si estás bien preparado, divertirte en esta época en compañía de tu mascota y viajar con ella puede ser una grandiosa experiencia. Planifica con anticipación y contempla todas las necesidades de tu acompañante de cuatro patas para disfrutar de este tiempo de descanso sin contratiempos.

Festividades en armonía
Las dinámicas propias de las fiestas decembrinas, en donde hay mucho movimiento, celebraciones y algarabía, son la oportunidad perfecta para que los animales encuentren luces, decoraciones y bocadillos expuestos a la altura de su naríz, que pueden resultar perjudiciales para su salud.

Los adornos de Navidad, cables y luces, brillantes y coloridas, sin lugar a dudas atraerán su atención. Estas sugerencias te ayudarán a evitar cualquier tipo de accidente:

- Preferiblemente, utiliza adornos resistentes y que no tengan esquinas afiladas, para evitar causarle cortadas a tu perro.
- Desconecta las instalaciones navideñas cuando el animal esté solo en casa.
- Oculta los cableados de las luces debajo de muebles o tapetes para que no sean de fácil acceso.
- No varíes la dieta de tu mascota durante las vacaciones en casa o en un viaje. Advierte a amigos y familiares sobre la importancia de no dar alimentos diferentes a su alimentación regular. Por ejemplo, los chocolates o tortas, tan comunes durante las fiestas, representan un riesgo para su salud.

Aglomeraciones y celebraciones al aire libre
Es natural que ante la presencia de muchas personas o de ruidos fuertes, como en espectáculos pirotécnicos, los animales se asusten y entren en pánico. Asegúrate de que se sientan protegidos estando en contacto permanente con ellos, verifica que el collar esté dispuesto de forma correcta para que el perro no sufra ningún daño en caso de que intente correr, y, ante cualquier eventualidad, recuerda que siempre deben portar en su collar una placa con datos de contacto.

Durante estas largas jornadas, la hidratación de tu perro debe ser una prioridad. Los expertos recomiendan, en el caso de que tu perro le tenga fobia a los estruendos y ruidos estridentes, proporcionarle adentro del lugar una especie de refugio (puede ser debajo de un escritorio o su guacal, por ejemplo); de esta manera, cuando sienta ansiedad o temor, recurrirá a este espacio donde se siente seguro.

Mascotas viajeras
Cuando amo y cachorro son amigos inseparables, la mejor opción es viajar y disfrutar de las vacaciones en conjunto. Considera que el destino sea adecuado para el animal, que no lo exponga a cambios de temperatura muy bruscos y que le ofrezca un lugar apropiado para el descanso y suficiente espacio al aire libre para divertirse.

A la hora de tomar una decisión sobre el viaje, es clave tener en cuenta las características y condiciones del desplazamiento y el destino. La experiencia será diferente según el tipo de transporte, terrestre o aéreo, y dependiendo de si se trata de una larga jornada o de una corta. Además, antes de partir, verifica las condiciones del hospedaje para evitar cualquier sorpresa e indaga por las opciones de medicina veterinaria que están disponibles en la zona.

Independientemente del medio de transporte, César Millán, el experto en crianza canina, recomienda preparar a la mascota realizando bastante ejercicio antes de emprender el viaje, de forma que tenga más ganas de descansar durante el trayecto. Lleva con él su cobija, juguete o hueso favorito, para que lo haga sentir más cómodo y tranquilo.

En auto
Los expertos recomiendan que la mascota viaje en una jaula o con un arnés, para evitar que, con sus constantes movimientos, pueda desconcentrar al conductor del vehículo. Así mismo, estará más seguro ante cualquier eventualidad en la vía, como una fuerte frenada.

Se recomienda que la mascota inicie el viaje con el estómago vacío y que cuente con agua disponible para hidratarse durante el camino. Si el viaje es largo deben realizarse paradas ocasionales para estirar y calmar los ánimos del animal.

Lee más consejos para viajar con tu mascota en automóvil.
    
En avión
Es primordial consultar con anticipación en la aerolínea los requerimientos y costos –en caso de que apliquen– para el transporte de mascotas. Cada compañía tiene procedimientos particulares, pero comúnmente te solicitarán:

- Carné de vacunas vigente.
- Placa con información de contacto.
- Guacal o contenedor adecuado para el transporte aéreo, el cual debe cumplir con los estándares establecidos por la aerolínea.
- Para viajes hacia el exterior del país, se requiere adjuntar el Certificado de Inspección Sanitaria, expedido por el Instituto Colombiano Agropecuario (ICA).
- Asiste al aeropuerto con antelación el día del viaje, de forma que tengas tiempo suficiente para cumplir los trámites necesarios para usar el servicio de transporte en la cabina o bodega del avión.

Alistando la maleta
El equipaje de tu mascota es tan importante como el tuyo. Estos son algunos de los artículos indispensables:

- Alimento suficiente para todo el viaje, incluyendo, además del concentrado, galletas u otros snacks a los que esté acostumbrado.
- Mantas o camas que le permitan identificar el lugar para dormir.
- Al menos uno de sus juguetes favoritos.
- Medicamentos, en caso de encontrarse en un tratamiento médico, y otros elementos de primeros auxilios.
- Correa y bozal. Aunque normalmente no los utilice, es posible que para ingresar a algunos sitios públicos los exijan.
- Elementos de aseo. Además de las bolsas para recoger sus desechos, shampoo o talcos pueden ser de utilidad si se realiza alguna actividad en exteriores y es necesario un baño de último momento.
- Platos para alimento y agua, si en el lugar al que viajas no hay posibilidad de adquirirlos.

Cuando viajar no es una opción
Si no existe la posibilidad de viajar con tu mascota o has decidido que en esta oportunidad deseas experimentar un descanso pleno y sin distracción alguna, considera las diferentes opciones que tienes para garantizar su seguridad y felicidad en los días en los que estará solo en la ciudad.

Buscar la ayuda de un amigo a quien lo apasionen los animales y que, además, tenga el espacio disponible para un acompañante más, es una gran idea. También es una excelente opción recurrir a una guardería canina, estas ofrecen diversidad de servicios para que los pequeños se sientan como en casa.

Un consejo: no te quedes con la primera opción. Escoger una guardería para tu perro es tan importante como la elección del primer colegio de un hijo pues estará allí solo y al cuidado de otros, por lo que es preferible visitar varios lugares, escoger aquellos que te generan confianza y tomar la decisión con base en información suficiente.

¿Y los felinos, qué?
A diferencia de los perros, los gatos son animales más independientes, tienen carácter fuerte y no se adaptan a los cambios con facilidad. Por esto, cuando durante las festividades navideñas, se programa un viaje de, máximo, una semana, se acostumbra a dejarlos solos en casa. Basta con disponer de suficiente agua y comida para el tiempo que estará solo, y recomendarlo a algún amigo o familiar para que verifique ocasionalmente que se encuentra bien.

Si las vacaciones son por un periodo de tiempo más largo, es preferible llevarlo a casa de un conocido, con quien tenga una relación previa, para que acepte con más tranquilidad y confianza el cambio de territorio. En último recurso, existen lugares que prestan el servicio de guardería exclusiva para gatos, en donde encontrarán juegos y gimnasios, además del cariño de los cuidadores.
¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.