El niño y el perro no se llevan bien, ¿por qué?

Con frecuencia escuchamos casos de accidentes por mordidas y ataques de perros que involucran niños. Aunque solo los más serios son noticia, muchas familias tienen anécdotas de estas situaciones.

Sin importar la raza es importante que todos los perros sean socializados con niños durante sus primeros meses de vida; aunque nos parezca extraño para un perro un niño es un ser muy distinto a una persona adulta.

Para los perros los niños son pequeños, lloran, se carcajean, hablan y gritan con una voz que tiene un registro más alto y todo lo quieren tocar o agarrar. Es por esto que algunos perros pueden sentirse amenazados por ellos.

Te recomendamos leer: Los beneficios de que los niños crezcan con mascotas

Seamos especialmente cuidadosos cuando los niños estén en presencia de los animales con los que no están familiarizados. Los perros de los abuelos, por ejemplo, suelen ser de especial cuidado porque usualmente viven en ambientes tranquilos rodeados de adultos y cuando un niño “invade” su espacio puede desencadenar conductas agresivas en el peludo.

¿Cómo prevenir problemas? Lo ideal siempre será que los perros se eduquen desde que son cachorros a estar rodeados de todo tipo de seres, en este caso los niños y para ello no es necesario que tengas hijos, basta con que los lleves lugares públicos muy frecuentados por ellos como los parques para que se adapten a su presencia. La prevención está en manos de todos, ¡seamos responsables!

Te puede interesar: ¿Cómo saber si tu perro es feliz?

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.