La importancia de la socialización, el secreto para tener un perro tranquilo

Algunas de las quejas más frecuentes sobre el comportamiento canino son el nerviosismo y la ansiedad. Alejandro Quiceno nos cuenta cuál podría ser el origen de estos problemas.

Es frecuente escuchar cómo algunos dueños de perros aseguran que a estos animales no les gusta determinada gente, tiene problemas con niños, no puede ver un perro grande, se asusta con los truenos, etc.

Tienes que leer: Las cosas a las que los perros les tienen mucho miedo

Lo que pocos propietarios saben es que la gran mayoría de problemas de comportamiento canino se pueden evitar con la adecuada socialización del cachorro entre las semanas siete y 16 de vida (aproximadamente entre los dos y cuatro meses).

La socialización es un proceso paulatino que busca exponer al cachorro a tantos estímulos como sea posible, entre ellos: personas distintas, otros animales, ruidos fuertes, diferentes olores y lugares, especialmente donde hay mucho tráfico.

No dejes de ver: ¿Son válidos los “certificados de pureza de raza”? No te dejes engañar

Si bien hay recursos disponibles en internet sobre cómo elaborar un programa de socialización, además de libros especializados, evalúa la posibilidad de consultar con un etólogo para idear un plan que se ajuste a las necesidades tuyas y de tu cachorro.

Te recomendamos ver: ¿Quieres que tu mascota viva más años? Sigue estos consejos

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.