¿Existen casos de acumuladores de animales en Bogotá?

Los acumuladores sufren del Síndrome de Diógenes, un trastorno obsesivo que los lleva a acumular objetos o animales. En Bogotá ya se registró un caso en el que varios animales son víctimas de un hombre con este trastorno.

Los vacíos afectivos y la soledad son la razón principal por la cual, generalmente, un porcentaje de adultos mayores padece de esta enfermedad que los puede llevar a acumular animales de compañía. Las personas más propensas a padecer de Diógenes son las personas mayores de 65 años y las viudas.

Los síntomas de Diógenes son:

  • Aislamiento de la sociedad por parte del quien lo padece
  • Abandono de su higiene
  • Son negligentes en su auto cuidado
  • No tienen consecuencia de lo que poseen (de la cantidad acumulada)
  • No paran de acumular y como no lo consideran un problema se niegan a entregar lo que acumulan (ya sean objetos o animales)
  • Los acumuladores de animales son aquellos que tienen hacinados entre 20 y 100 animales en espacios pequeños.

Según un estudio realizado por el Hoarding of Animals Research Consortium (HARC), el 70% de acumuladores es de sexo femenino, mientras que el 30% son masculinos. Ellas prefieren acumular gatos y ellos perros. 

El estudio concluye que los recolectores de animales no se dan cuenta de cuánto perjudican a estas mascotas al hacinarlos sin proveerles lo necesario para que vivan como lo que son: seres vivos.

Te puede interesar: ¿Cómo se trata el maltrato animal en Colombia?

Consecuencias en los animales por síndrome de Diógenes

En el 69% de los casos de acumulación se registran heces y orina en la casa del acumulador.

El 80% de los acumuladores de animales tienen perros o gatos enfermos o muertos.

Los acumuladores no proporcionan una atención mínima a los animales, por lo que mueren por inanición o se produce canibalismo, entre ellos, por hambre.

El falso San Francisco de Asís de Bogotá

‘Acacio’ es un habitante de la calle, que vive en Bogotá. Hace un par de años fue acusado e intervenido por la Secretaría de Salud por el tema de acumulación de animales. “De su cambuche, ubicado en los cerros de la calle 93, fueron rescatados 40 animales, que luego fueron trasladados a distintas fundaciones. Su casa era un horror, había animales enfermos, muertos de hambre, pero lo peor era ver en los árboles las cabezas de los perros que él mismo mataba para decorar su vivienda”, contó a 4 Patas la actriz y animalista Marcela Valencia.

No dejes de ver esta linda historia: Perro maltratado no deja de ayudar a otro

Este sujeto, que dice ser venezolano,  pedía  plata en la carrera 7ª con calle 93, aduciendo que lo que recogía era para cuidar a sus perros. “Llevaba a los que aún no estaban en un estado tan deplorable para poder pedir plata, y aunque ya no pide dinero con tanta frecuencia, este habitante de la calle se hace llamar el San Francisco de Asís de los perros. Lo malo es que mucha gente le sigue creyendo y le dan dinero, así que él no para de cometer estas atrocidades", dice Marcela.

Aunque muchos ya saben quién es este sujeto y se han realizado operativos para quitarle los animales de compañía que maltrataba y torturaba, a Acacio no lo han trasladado a un centro siquiátrico, debido a que no tiene familia y necesita un acudiente para entrar a un lugar en el que pueda ser tratado sicológicamente. 

Este hombre tiene entre 70 y 80 animales en su casa. “Lo peor es que la gente del norte a veces le deja a sus perros, porque ya no los quieren tener más y no se imaginan el daño que le están haciendo a estas mascotas”, repitió Marcela insistentemente. Además, dijo a 4 Patas que  otro caso de acumulación es el de la Fundación Casa Animal en donde según dijo, los animales están en condiciones infrahumanas.

 Foto: Facebook

 

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.