¿Elijo un perro pequeño o uno grande?

Si estás pensando en adoptar un perro, pero aún estás indeciso sobre su tamaño, en 4 patas te ayudamos a decidir.

Crees que los pequeños son tiernos, pero los grandes son más fuertes y por eso no sabes qué hacer. Pues bien, debemos contarte que cada tamaño tiene su ventaja. ¿Qué puedes encontrar en un can grande?

  • Son los mejores compañeros de los niños: Es muy sencillo, no solo los niños se sienten más protegidos y cuidados con un peror grande, los adutos también. Este tipo de mascota tiene más fuerza física y eso lleva a generar protección. Además está menos propenso a sufrir físicamente por las actitudes de los chiquitínes de la casa, quienes a veces no suelen ser muy amables y suaves con nuestros 4 patas. Sin embargo, eso no implica que no se tenga todo el cuidado, pues ellos al igual que los perros pequeños, sienten.
  • Son realmente bondadosos. Aunque algunas personas suelen tenerles miedo, por su tamaño, la verdad es que no se les debe temer. Son grandes en tamaños, pero tiernos de corazón. Realmente son buenos chicos y lo mejor es que no sufren tanto de los nervios, como sucede con los pequeños, quienes sí se asustan fácilmente.
  • Se adaptan. Se cree que por su tamaño no pueden vivir en lugares pequeños, pero eso es solo un mito. Ellos pueden convivir con todo tipo de personas y adaptarse al entorno que se les ponga. Lo importante si viven en apartamento es que puedan salir al menos dos veces al día a dar un paseo que les permita sacar toda la energía que tienen.
  • Son más juguetones: Precisamente la acumulación de energía, los lleva a querer estar en constante movimiento. Por esta razón, corren, saltan y te demuestran su amor desmesuradamente.
  • Son más obedientes. Según expertos, los animales grandes tienen un nivel de comprensión mayor que los pequeños, por lo que son más obedientes.
¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.