¿Tu perro se cree gato?

Por sus comportamientos felinos, Tally se convirtió en una superestrella de internet. Su caso no es único: muchos aseguran que sus mascotas también tienen estas conductas, por lo que te contamos cuáles son las señales para identificar si tu perro tiene complejo de gato.

La famosa ‘gata-husky’ cada vez conquista más seguidores en la red. No maúlla ni ronronea, pero tiene una particular y gatuna manera de comportarse. Según lo que escriben sus dueños en las redes sociales, Tally se crió en compañía de mininos y aprendió todo de ellos.



Disfruta tomar el sol en el marco de la ventana, se sienta como un gato –con las patas delanteras y traseras escondidas bajo su cuerpo–, tiene mucho equilibrio y destreza para moverse, le encanta jugar con cajas y bolsas de plástico, y su personalidad es silenciosa y observadora.


Fotos: Cortesía Tally The Husky Tumblr.

Aunque puede parecer extraño, en internet abundan los comentarios de propietarios que también se preguntan sobre estos hábitos. ¿Se te hace familiar? Conoce 8 señales que pueden indicarte si tu perro experimenta este ‘complejo de gato’:

1.Le gusta escalar muebles y llegar a lugares altos que jamás imaginaste que alcanzaría, pero además, lo hace con gran habilidad y flexibilidad.

2.Se frota contra tu cuerpo o contra los objetos para llamar la atención y exigir unos mimos de inmediato.

3.Su lugar favorito en la casa es al lado de la ventana, donde puede tomar el sol y observar hacía la calle por horas.
 
4.A diferencia de la mayoría de los caninos, le disgusta el agua y, aún más, bañarse.

5.Clava las uñas y hace mucha fuerza con sus patas para evitar que lo muevan de sofás, tapetes y camas.
 
6.Es obsesivo con su limpieza. Se lame con frecuencia para mantener su cuerpo limpio y le incomoda la suciedad en el entorno, lo que expresa con un comportamiento distante.

7.Mira fijamente y sin moverse a un punto en donde aparentemente no hay nada.

8.Ocasionalmente y si tiene posibilidad de hacerlo, caza animales pequeños, como ratones, al igual que los gatos.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.