Paseo canino en el Central Park Paseo canino en el Central Park Foto: 123RF

De paseo por el Central Park

Uno de esos lugares del mundo con el que cualquiera sueña con salir a pasear con su mascota. Estas son algunas cosas que hay que tener en cuenta si viajas con tu fiel amigo y decides darte una pasada por el icónico parque neoyorquino.

En plena Manhattan reside uno de los parques más famosos y más grandes del mundo, también uno de los más apetecidos por los peludos de cuatro patas. En su interior hay valles, lagunas, paseos cubiertos por frondosos árboles, arenales, caminos y vastos campos perfectos para el juego. Sin embargo, aunque el Central Park es el lugar predilecto de encuentro de los perros de Nueva York y sus visitantes, hay algunas reglas que se deben seguir para disfrutarlo sin inconvenientes.

Lo primero que hay que saber es que los perros no están permitidos en todas las áreas, ni tampoco pueden ir sin correa todo el tiempo. La ciudad de Nueva York determinó que la hora del juego libre, sin trabillas, para los perros de la Gran Manzana que visitan el Central Park es de 6:00 a.m. a 9:00 a.m. y de 9:00 p.m. a 10:00 p.m.

Las lugares donde siempre deben ir con correa, sin importar la hora son: Arthur Ross Pinetum, The Bridle Path, Cedar Hill, Children's Glade (el área de la gran colina),  Conservatory Garden,  East Green, East Meadow Oval, Kerbs Boathouse Plaza, The North Woods and The Ravine, The Ramble, Shakespeare Garden, Strawberry Fields y Turtle Pond Lawn.

Por otra parte, las mascotas están absolutamente restringidas en los campos de juego de pelota, las canchas de voleibol playero, y todos los cuerpos de agua y fuentes ornamentales. También en zonas específicas como: Elm islands at the Mall, Great Lawn Oval, Lilac Walk y el Sheep Meadow. La Asociación para la Conservación del Central Park ofrece a los dueños de mascotas un mapa de las zonas amigables para animales.

Otras de las recomendaciones a tener en cuenta son:
•    Las mascotas deben estar bajo el control de su dueño todo el tiempo.

•    Los perros deben tener una etiqueta de licencia de Nueva York válida y el certificado de la vacuna contra la rabia vigente.

•    Los animales no deben cavar, agredir o perseguir la vida silvestre, dañar la propiedad del parque o interferir con otros usuarios.

•    Siempre se deben recoger los desechos del animal, incluido el pelo que cae cuando se cepilla en el parque.

•    Los dueños de mascotas deben respetar las señales, vallas y banderas rojas, que pueden indicar cierres por restauración, mantenimiento o condiciones del clima.

Mas información en: http://www.centralparknyc.org
¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.