Fundación Adopta No Compres Fundación Adopta No Compres

‘Chocorramo’, un milagro en San Andrés

La situación para los perros y gatos en esta isla colombiana está lejos de ser un paraíso, pues allí se cometen varias violaciones contra ellos y lo peor es que la ayuda es escasa.

San Andrés es un paraíso tropical para colombianos y extranjeros que buscan escapar del gris de las ciudades metropolitanas para encontrar el mar de los siete colores rodeado de grandes playas con arenas blancas. El destino soñado por muchos.

Sin embargo, este lugar no es un paraíso para cientos de animales que viven allí, pues lastimosamente, y en medio de una sobrepoblación de perros y gatos,  la gran mayoría de los isleños tienen dentro de su cultura maltratar a estos seres  y matarlos para que no se sigan reproduciendo.

Te puede interesar: el primer consultorio jurídico especializado en maltrato animal

La directora de la fundación ‘Adopta no compres’, Laura Rodríguez, nos cuenta que la situación con las mascotas en San Andrés es grave porque los sanadresanos están matando a los animales para que no sigan creciendo en población. Por esta razón ella, junto a Natalia Sierra, de la fundación ‘P.A.S.  (Pro Animal San Andrés) y  el doctor Juan Lara de Manejo Humanitario de Fauna Callejera de Medellín, han organizado varias brigadas de esterilización.

Durante su más reciente viaje a la isla, en el primer día de esterilización un señor se le acercó a Laura para decirle que había un perro que estaba muy mal herido por culpa de un brutal machetazo y que estaba refugiado dentro del monte. Laura gestionó el rescate con la Policía ambiental y unos compañeros que finalmente lo lograron sacar de su escondite.

Mira también: Rescatados 40 pitbulls que estaban en malas condiciones

Las condiciones con las que llegó ‘Chocorramo’ (el nombre del perro) eran terribles porque la cortada había sido de lado al lado por el vientre. El veterinario lo tuvo que operar de emergencia y coserle 50 puntos. Según cuenta Laura “el perro está vivo de milagro, porque claramente la intención del que le hizo eso era matarlo y no entendemos con los médicos cómo sobrevivió. La verdad no creíamos que fuera a salir adelante”.

Después de la operación ‘Chocorramo’ duró bastante tiempo hospitalizado en una clínica de San Andrés y cuando se sintió mejor fue enviado a un hogar de paso en Medellín para terminar su recuperación. No obstante, el perro presenta comportamientos agresivos, debido a que en su pasado fue maltratado severamente.

Laura asegura que la problemática en San Andrés también radica en que nadie hace nada, ni siquiera se hacen denuncias porque allá los isleños primero no le toman la debida importancia a la vida de los animales y por otro lado, cuando hay casos de maltrato nadie dice nada porque todos son conocidos, amigos o familia. 

No dejes de leer: Lo que hizo Holanda para ser el primer país sin animales callejeros

Si quieres conocer cómo puedes ayudar con las labores que hace Laura con su fundación, puedes entrar a su Fan Page y así aportar un granito de arena a su valiente y bonita labor.  

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.