Perros huelen el cáncer

Los perros pueden oler tumores. Ahora se espera poder mejorar con esa técnica el reconocimiento precoz del cáncer. DW-WORLD habló con el especialista Dr. Felix Herth, de la Universidad de Heidelberg.

El de pulmón es uno de los peores cánceres. El 30% de todos los neoplasmas del ser humano son tumores bronquiales. Y de cada 100 pacientes, a los cinco años del diagnóstico han muerto unos 90.

Felix Herth, neumólogo de la Clínica de la Universidad de Heidelberg, sabe por qué: "cuando los pacientes vienen con síntomas, ya es demasiado tarde y no podemos hacer más nada".

La falta de aire y la tos seca son los síntomas principales. El hábito de fumar es el factor de riesgo más frecuente y la población urbana es la más afectada por esta enfermedad. Pero sólo un 15% del cáncer de pulmón se diagnostica en estadios iniciales.

A mejorar la tasa de reconocimiento precoz de cáncer puede ayudar el perro. En un estudio realizado paralelamente en EEUU y Polonia se constató que los perros reconocen el cáncer por el olfato en un 90% de los casos.

La nariz del perro

"Yo no sabía que los canes podían ser tan exactos en el reconocimiento del cáncer", dice Herth, "pero el método sin duda tiene futuro". "No se puede definir qué es lo que olfatean los perros exactamente, pero está claro que reconocen ciertas substancias que emiten los tumores".

La prueba se realizó con cinco perros, tres labradores y dos de agua. En un entrenamiento de tres semanas se les enseñó a permanecer echados ante recipientes en los que habían exhalado aire enfermos de cáncer de pulmón y a seguir de largo cuando no detectaban nada.

El muestreo estuvo constituido por 86 pacientes de tumor bronquial y 83 personas sanas. Ni los adiestradores de los perros ni los médicos participantes en las pruebas sabían qué muestran eran de personas sanas y cuáles, de enfermas.

Un balance sorprendente

El balance final del test fue sorprendente: en el 90% de los casos, los perros habían identificado a los enfermos. Es más, en el caso de un visitante japonés que se hallaba casualmente allí, los perros dieron alarma, a pesar de que el hombre estaba considerado sano. En una prueba posterior se le constató un tumor bronquial en estadio temprano.

¿Habrá próximamente perros de diagnóstico en las clínicas de cáncer? "Probablemente no", dice Herth, "pero sí existe una alternativa viable, que incluso ya está en etapa de estudio. Se trata de un aparato capaz de detectar las substancias que emiten los tumores".

"Si bien no se sabe qué olfatea el perro, sí se pueden definir substancias que emite el tumor y son detectables por una máquina. Es más, de esa nariz electrónica ya existen prototipos. Ahora se están realizando estudios clínicos y todo tiene que pasar naturalmente por las instancias oficiales que aprueban los aparatos médicos".

Ese proceso lleva tiempo, pero ya no hay duda que un aparato de ese tipo será empleado próximamente para el diagnóstico del cáncer. ¿En cuánto tiempo estará listo? "Contamos con él dentro de unos cuatro o cinco años", concluye Herth.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.