Estas actitudes demuestran que tu perro se cree un gato

La convivencia entre perros y gatos hace que uno de ellos se comporte como el otro. Cuando tu perro no vive con el gato, es realmente extraño que se comporte como un felino. Estas son las actitudes que demuestran que tu perro actúa como un gato.

Lamerse

Esta es una actitud propia de los gatos, que siempre quieren verse muy limpios. Si tu perro se lame constantemente para estar tan pulcro como el gato gato, ¡ojo! su actitud es completamente distinta a los de su especia. Recuerda que el gato sí se lame demasiado y lo hace por tres razones: para limpiarse, refrescarse y también es un síntoma de estrés.

Se acurruca encima de ti

A los gatps les encanta acurrucarse encima de sus dueños o meterse entre una caja, si ves que tu perro ama esconderse en este lugar o siempre quiere acostarse en tu pecho, te contamos que lo hace porque quiere ser como un gato.

Se sienta a tomar sol en la ventana

Si ves a tu perro acostado en el marco de la ventana, extrañate. Aunque a ellos les encanta tomar sol, no suelen acostarse en este marco, en el que en cambio, los gatos aman estar.

Si le gusta cazar insectos, lagartijas

Los perros no son felices cazando animales. Sin embargo, los terriers sí suelen tener esta costumbre. Si tu perro no es de esta raza, pero ama cazar, sin duda quiere tratar de imitar al gato.

Solo hacen caso cuando les conviene

Si ves que tu perro te ignora por completo, como suele hacerlo un gato, y solo te mira cuando pronuncias algo que le conviene, como sucede en este video, pues realmente no está teniendo actitud de perro.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.