¿Por qué las parejas tienen un perro y no un hijo?

En la actualidad, muchas parejas jóvenes eligen tener un perro en vez de tener un hijo, ¿pero por qué existe esta tendencia?

El psicólogo, José Alonso Peña, expone cinco razones por las cuales las parejas de hoy se deciden por una mascoas y no por ser padres.

  1. Miedo a asumir responsabilidades. Aunque parezca ilógico, existe mucho miedo a tomar la responsabilidad que implica tener un hijo. Hay mucho miedo y mucha incertidumbre al pensar en todo lo que acarrea tener herederos. Gastos, responsabilidades de crianza y la angustia que supone asumir un proceso que dura toda la vida.
  2. Dar una mayor importancia a compromisos profesionales. Muchos prefieren asumir su carrera y ven “obligatorio” encontrar el éxito. Para eso, consideran que los hijos pueden convertirse en una “piedra en el zapato”, simplemente porque ya con eloos no pueden dedicarle todo el tiempo a sus viajes, negocios y proyectos laborales.
  3. El perro cubre las necesidades de la pareja. Suena raro, pero así es. El perro le da a la pareja compañía, complicidad y afecto, sin necesidad de invertir mucho de su tiempo y dinero.
  4. No hay que gastar una fortuna. Aunque se sabe que el perro, como todo animalito, requiere gastos de veterinario, comida y vacunas, jamás va a generar tantos gastos como los que se deben tener con un hijo.
  5. Más tranquilidad para la pareja. El argumento es que un perro puede estar solo en casa y jamás estará tan expuesto como lo está un hijo. Los peligros de la calle se convierten en un verdadero dolor de cabeza que las parejas jóvenes temen asumir.
¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.