¿Puedo tener mascota en el edificio?

Cada día más personas se preguntan si es legal prohibir la tenencia de mascotas en propiedad horizontal, y no saben qué hacer cuando el arrendatario o administrador del edificio les da un NO rotundo por el hecho de ser dueños de un peludito.

Lo primero que debes saber es que legalmente nadie puede prohibir la tenencia de una mascota. Si bien, puede haber algunas reglas impuestas por la administración del edificio para la tranquilidad de los demás habitantes o del arrendatario para mantener buen estado de su propiedad, la decisión de tenerla  es personal.

¿Qué dice la ley al respecto?

Hemer Antonio Leguizamón,  Jefe del Centro de Arbitraje y Conciliación de  Lonja de Bogotá, explicó a 4 Patas que “en propiedad horizontal, no se puede prohibir a un propietario tener una mascota. Sin embargo, puede la copropiedad regular a través de su reglamento de propiedad horizontal o su manual de convivencia, las obligaciones y derechos de los propietarios de mascotas y el disfrute o utilización de la zonas comunes de la copropiedad”.

La Ley, según la Sentencia 155 de la Corte Constitucional, ordena “la tenencia de un animal doméstico en el lugar de residencia es una decisión personal y familiar que obedece a diferentes necesidades y proyectos de vida, y que por lo tanto en principio debe ser respetada y protegida por el Estado. Desde sus inicios esta Corporación ha sostenido que las personas cuentan con el derecho a tener animales domésticos, en tanto se trata del ejercicio de varios derechos fundamentales entre los que se han mencionado el libre desarrollo de la personalidad y la intimidad personal y familiar”.

La mascota puede quedarse en el edificio o apartamento, siempre y cuando cumpla las posibles reglas que tiene la administración o el arrendatario del edificio para el cuidado de las zonas comunes o de la propiedad.

Es de resaltar que las medidas que se adopten por la copropiedad siempre deben ser razonables, ponderadas y que no vayan a afectar los derechos fundamentales de los propietarios de las mascotas”, según lo explica Leguizamón a 4 Patas.  

Uno de los casos más frecuentes en el que podría presentarse la vulneración de los derechos es cuando el propietario necesita a su mascota por alguna discapacidad, pero el edifico lo prohibe. En este caso se estaría violando el código Nacional de Policía que en su artículo 108-B, expresa que “se permitirá la presencia de ejemplares caninos en los ascensores de edificios públicos y privados que, como guías acompañen a su propietario o tenedor. Para los demás ejemplares, será deber de la copropiedad reglamentar su permisibilidad. En las zonas comunes de propiedades horizontales o conjuntos residenciales, los ejemplares caninos deberán ir sujetos por medio de traílla, y provistos de bozal si es el caso específico de perros potencialmente peligrosos según las definiciones dadas por la presente ley.”

Recuerda que, aunque nadie  puede prohibir la tenencia de una mascota, es importante que como sus dueños, se conserve la responsabilidad frente a terceros, por los actos de los peludos.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.