Un Rey que adopta perros

La adopción de perros callejeros es promovida abiertamente por el rey de Tailandia desde que rescató de las calles de Bangkok a Thong Daeng, su perrita favorita.

El rey Bhumibol Adulyadej de Tailandia no solo es el jefe de estado que más tiempo lleva en el poder y uno de los monarcas más adinerados del mundo. También es un enamorado de los peludos y de uno en particular, Thong Daeng, a quien rescató de las calles de Bangkok cuando era una cachorra. Su nombre significa cobre en thai, en referencia al color de su pelaje.

El monarca tailandés goza de gran popularidad dentro de su pueblo y uno de los motivos es precisamente su amor por los perros y su particular interés en incentivar la adopción de peludos.

Cuando tenía 74 años escribió un libro contando la historia de Thong Daeng, del cual vendió 100,000 copias en las primeras horas de venta y se han lanzado varias ediciones al mercado convirtiéndose en un libro de culto dentro de la sociedad tailandesa. Es tal el éxito de esta biografía de Thong Daeng, que se le considera uno de los mejores regalos que se puede dar en Tailandia.

En su libro señala que los perros callejeros son “humildes y excepcionalmente leales con sus propietarios, como si estuvieran agradecidos por su gentileza al haberlos recibido en casa”. Asegura además que “Thong Daeng es una mascota respetuosa que conoce el protocolo, hasta el punto que siempre se sienta en un lugar más bajo que el que usa el rey”.

El rey promueve con entusiasmo la adopción de perros callejeros en vez de comprar caninos de razas puras. Esto ha generado un impacto significativo en Tailandia, país en el que para el año pasado se estimaba una población canina de 8.5 millones, un creciente número de perros callejeros o ferales y una preocupante incidencia de rabia canina.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.