Esta perra tuvo que recurrir a un doloroso método para escapar de su cautiverio

Daily Mail Daily Mail

Después de permanecer cinco años encadenados,Treya decidió auto mutilar una de sus patas para liberarse de la cadena que le impedía moverse libremente.

La vida de esta valiente perra no ha sido nada fácil, pues no había tenido tranquilidad alguna desde que hace cinco años, cuando su dueño falleció y no hubo nadie que respondiera por ella y le prestara los cuidados básicos.

Por alguna razón fue condenada a permanecer día y noche encadenada de una de sus patas, haciendo casi imposible que su movilidad se diera de forma natural o que pudiera conseguir alimento o cobijo en medio de la inclemencia del clima.

Ella se encontraba abandonada en la cubierta de una casa ubicada en Saint Louis, Missouri. Allí era alimentada por algunos vecinos, que además le proveían heno para ayudarle a conseguir calor en las temporadas de invierno, a las que muy difícilmente podría sobrevivir un animal en estas condiciones.

Te recomendamos: Proyecto de ley buscará eliminar el concepto de “razas potencialmente peligrosas”

Los mismos vecinos decidieron dar alerta a las autoridades, pero se desconoce por qué no se habían pronunciado antes, si sabían que el animal permanecía allí desde hace tanto tiempo.

Cuando el refugio Stray Rescue acudió a validar este desafortunado evento, se encontraron con Treya completamente mutilada, pues en medio de su desespero prefirió morder su pata para liberarse, que seguir sufriendo día y noche por el abandono y la falta de amor.

Era de esperarse que después de tanto tiempo Treya tuviera problemas para relacionarse con los humanos y con otros perros, por lo que desde el momento en el que fue rescatada fue necesario comenzar a trabajar en una resocialización, para que fuera posible encontrarle un hogar y darle esa segunda oportunidad que tanto se merece.

Treya se muestra bastante avanzada en este proceso, pero aún necesita superar las otras secuelas físicas que le dejaron cinco años de inanición por parte de los humanos. Desafortunadamente los exámenes veterinarios dieron positivo para gusano del corazón y para una infección severa en su piel.

El fundador del refugio Stray Rescue, Randy Grim, le comentó al Daily Mail que, a pesar de sus problemas de adaptación a su entorno, ahora Treya está viviendo con una familia adoptiva que está dispuesta a entregarle la atención y el amor que hace mucho no tenía.

“Sus heridas emocionales coincidieron con la intensidad de sus enfermedades físicas. La idea de morder una extremidad para poder sobrevivir nos persigue a todos en Stray Rescue”, dijo Randy.

Las oportunidades para esta renaciente perrita no terminan, pues ahora su familia y el refugio están haciendo grandes esfuerzos para recaudar cerca de 3.000 dólares, que serán utilizados para la fabricación de una prótesis que sustituya la pata que Treya se amputó.

Hagamos parte del camibio: Primera condena en Colombia por maltrato animal a hombre que comía gatos

Fotografías: Daily Mail

El fundador del refugio y rescatista también hizo un llamado a todas las personas, para queeste tipo de eventos . El compromiso es de todos, no solo de las personas que tienen animales a su cargo.

“Ella es una perra hermosa, maravillosa y merece una segunda oportunidad en la vida sin cadenas, una vida con la gente, una vida con otros perros y con esperanza, una vida con una pata: ¿Qué más se puede pedir?”agregó Grim para el Daily Mail.

Video: Stray Rescue

Esto te puede interesar: Seguros para mascotas: ¿qué ofrecen y cuánto valen?

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.