Linda tiene nueva piel y nuevo dueño

Muchas personas se dedican a recoger perros que están abandonados en la calle, para luego ponerlos en adopción y darles una vida feliz. Ese fue el caso de Linda, una perra a la que le cambió la vida cuando llegó a su nuevo hogar. ¡Mira su transformación!

Linda siempre deambulaba por el barrio Veraguas. Nadie la quería porque tenía un problema en piel que le generaba mal olor, pero corrió con suerte desde que Patricia Álvarez la vio y luchó por conquistar su corazón. Para hacerlo, durante dos días,  trató de atraerla ofreciéndole comida.

El día que por fin Linda entró a su casa, Patricia  la llevó al veterinario para hacerle un tratamiento y mejorar su estado de salud. Su recuperación duró aproximadamente un año, tiempo en el que Linda permaneció en la casa de esta proteccionista animal. “Esta peludita, como todos los animales que recojo en mi casa, fue dada en adopción cuando ya tenía la esterilización hecha. Los perros a los que les busco hogar, deben tener esterilización o castración, sus vacunas al día y un estado de salud estable”, cuenta esta mujer que desde hace más de 18 años se dedica a la labor de proteger y rescatar animales.

“A veces es duro darlos en adopción, pero es que en realidad mi casa no es tan amplia como para tenerlos a todos, así que lo mejor que puedo hacer es darlos a personas conocidas que sepa que los van a tratar como se merecen. Elaboro un contrato en el que se estipula que el animalito debe tener agua y comida a disposición y que se harán visitas periódicas para saber en qué estado se encuentra el peludito”, comenta Álvarez.

Linda finalmente llegó a una finca, ubicada en Fusagasugá, en donde sus dueños la han acogido desde hace 4 años. Su vida ahora es muy feliz y tranquila. Vive rodeada de otros animales y su recuperación ha sido exitosa.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.