• Un amigo en apuros: Es quizás la pintura de perros más conocida en la cultura popular. Hace parte de una serie de 16 cuadros al óleo llamada Perros jugando póker, del pintor estadounidense Cassius Marcellus Coolidge.
    Un amigo en apuros: Es quizás la pintura de perros más conocida en la cultura popular. Hace parte de una serie de 16 cuadros al óleo llamada Perros jugando póker, del pintor estadounidense Cassius Marcellus Coolidge.
  • Dinamismo de un perro con correa: Esta pintura es fiel exponente del futurismo. Fue pintada por Giacomo Balla en 1912. Las patas del animal, así como la correa y los pies de la mujer, aparecen multiplicados. De esta forma, Balla recreaba el movimiento de la escena.
    Dinamismo de un perro con correa: Esta pintura es fiel exponente del futurismo. Fue pintada por Giacomo Balla en 1912. Las patas del animal, así como la correa y los pies de la mujer, aparecen multiplicados. De esta forma, Balla recreaba el movimiento de la escena.
  • Madame Charpentier y sus hijos: Expuesta en el Museo de Arte Metropolitano de Nueva York, esta pintura de Jean Renoir es el retrato de uno de los centros culturales de París en 1878: la casa de los Charpentier.
    Madame Charpentier y sus hijos: Expuesta en el Museo de Arte Metropolitano de Nueva York, esta pintura de Jean Renoir es el retrato de uno de los centros culturales de París en 1878: la casa de los Charpentier.
  • Las meninas: Se considera la obra maestra de Diego Velásquez, quien la pintó en 1656. Actualmente se expone en el Museo del Prado en Madrid. Sobre el perro, Foucault escribió: “A la derecha el perro echado, único elemento del cuadro que no mira ni se mueve; porque no está hecho, con sus grandes relieves y la luz que juega en su pelo sedoso, sino para ser objeto que mirar”.
    Las meninas: Se considera la obra maestra de Diego Velásquez, quien la pintó en 1656. Actualmente se expone en el Museo del Prado en Madrid. Sobre el perro, Foucault escribió: “A la derecha el perro echado, único elemento del cuadro que no mira ni se mueve; porque no está hecho, con sus grandes relieves y la luz que juega en su pelo sedoso, sino para ser objeto que mirar”.
  • Perros y útiles de caza: Este cuadro hace parte de una serie de pinturas destinadas a la decoración del comedor de los príncipes de Asturias, Carlos de Borbón y María Luisa de Parma. Fue pintado por el artista español Francisco de Goya en 1775. Actualmente es expuesto en el Museo del Prado en Madrid.
    Perros y útiles de caza: Este cuadro hace parte de una serie de pinturas destinadas a la decoración del comedor de los príncipes de Asturias, Carlos de Borbón y María Luisa de Parma. Fue pintado por el artista español Francisco de Goya en 1775. Actualmente es expuesto en el Museo del Prado en Madrid.

Perros al óleo

El arte le ha dado la posibilidad al ser humano de representar experiencias, conceptos, realidades, fantasías… y claro, los perros no podían excluirse. Estas son algunas pinturas famosas en las que los canes están presentes.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.