Óscar, el bóxer que pide ayuda para viajar a México

La historia de Óscar el bóxer se ha hecho viral en las redes sociales. En 4 Patas hablamos con el dueño del perro y nos contó su historia.

El amor por Óscar ha logrado llegar a millones de internautas. ¿La razón? Por redes sociales comenzó a circular un video en el que Benjamín Deferrari, dueño de Óscar, lo arrullla prometiéndole que lo llevará adonde vaya.

Este Boxer llegó a la vida de sus dueños, los esposos,  Benjamín Deferrari y Cristina Zamarrón hace exactamente un año, desde entonces se ha convertido como en un hijo para ellos. Ahora el gran dilema de la pareja es que debe viajar a México para establecerse  en ese país, pero necesitan ayuda para el traslado del can que por su peso y raza no es aceptado en bodega y mucho menos en cabina.

La pareja, establecida en Buenos Aires, busca desesperadamente que alguna aerolínea les permita llevar al bóxer en cabina o que alguna empresa de transporte de animales les ayude con el traslado del animal.

“Óscar no puede viajar en bodega porque es un perro braqueocefálico y no aguantaría el viaje, tampoco puede hacerlo en cabina porque actualmente pesa 35 kilos y asumimos que en el momento de viajar esté pesando al menos 5 más, por eso necesitamos soluciones”, dijo Defferari a 4 Patas.

El desespero de Benjamín es tal que ha cotizado un boleto de avión para Óscar, pero cuando las aerolíneas se enteran de que el tercer pasajero es un perro, inmediatamente le dan un No rotundo.

Su cuenta tiene más de 43 mil seguidores. L a historia comenzó a moverse en redes desde la semana pasada,  todo  fue “sin querer”, dice Cristina, la esposa de Benjamín y “madre” humana del can. “Realmente no pensé que nuestra historia iba a llamar la atención, pero realmente personas de muchos lugares del mundo la han compartido y nos envían mensajes de solidaridad, realmente han entendido nuestro amor por Óscar y comprenden que por lo que representa para nosotros  es imposible pensar en  que se quede en Argentina”, afirma Cristina.

Pero más allá del peso del animal, el problema económico es un impedimento. Una empresa de transporte de animales cobra alrededor de 6 mil dólares por llevarlo hasta México y para ellos es una suma casi imposible de pagar.

“Sin Óscar no puedo viajar, él es lo mejor que nos pasó”, afirma Benjamín Defferrari.

 

 

 

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.