La emoción del reencuentro

Durante tres meses, la miembro del ejército Hannah Forarker permaneció en entrenamiento militar. Su regreso a casa no solo fue emocionante para ella, sino también para su mascota. ¡Mira el video!

Durante tres meses, Hannah Foraker, estuvo fuera de casa formándose en el ejército de su país. Lo que jamás imaginó es que a su regreso su perra Buddy la esperaba anciosa.

Buddy, la perra, apenas podía contener la emoción luego de ver a su dueña, quien regresó a casa para pasar navidad,luego de haber realizado su entrenamiento en Fort Sill (Oklahoma).

“Cuando llegué a casa ella estaba afuera, así que no se había dado cuenta que yo estaba en la casa”. dijo esta mujer soldado de 21 años. Apenas Buddy vio a su dueña. empezó a llorar y gemir. Su emoción era tan grande que ni siquiera podía mantenerse de pie", contó la mujer soldado.

A pesar de la felicidad de haber visto a Buddy, Foraker se siente muy preocupada porque su perra tiene 13 años y teme que durante estos meses en los que debe volver al ejército, la perra empeore su estado de salud. Mientras llega noviembre, mes de su regreso, espera que Buddy se mantenga estable y pueda seguir comunicándose con ella a través de skype, como lo hace usualmente.

“A pesar de que no entiende lo que sucede, cuando escucha mi voz por el altavoz, ella se emociona”. Además, afirma que es tal su estado de excitación que cuando la escucha comienza a lamer el computador.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.