El Independiente

Su elegancia y porte lo hacen merecedor de la mirada de muchos. Es un perro que puede ganar fácilmente en competencias caninas por sus características. Es alto, delgado y de frondosa cabellera. ¡Él es el perro Afgano!

No es muy tranquilo, pero tampoco muy activo. Sin embargo, no es bueno tenerlo en apartamento, porque ama estar al aire libre. Si buscas un perro independiente, él lo es como ningún otro. Por eso, no esperes que te bata la cola con demasiada efusividad, porque su carácter es mucho más parco que el de otros perros.

Por lo general tiene buena salud, y no suele ladrar, así que seguramente te ganarás el afecto de tus vecinos, gracias a su tranquilidad.

No es amante de los niños, ni tampoco se deja mandar con facilidad. Es dominante y tiene un poder de liderazgo muy fuerte.

Lo que debes saber sobre  su cuidado…

Ejercicio: Es un perro al que le encanta hacer caminatas largas, así que si a ti también te gustan, este tipo de perro es el perfecto para ti.  Recuerda que es importante que lo saques al parque, porque es la mejor manera en la que lo librarás del estrés. Además esta raza necesita como mínimo un paseo diario de una hora.

Pelo: El pelaje del afgano exige muchos cuidados. No debes bañarlo tan seguido, a menos que tenga competencias o un evento especial. No debes cepillarle el pelo cuando lo tenga seco, de lo contrario no lo tendrá brillante y puedes enredarlo aún más. Sin embargo, debes cepillarlo tres veces a la semana. Utiliza un cepillo especial para esta raza.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.