El perro de Mad Max

Al igual que el canguro y el koala, el boyero australiano es un símbolo de este país oceánico. La inteligencia y resistencia son sus cualidades más llamativas, por lo que necesita de actividades que le permitan sacar toda su energía física y mental.

Al igual que el canguro y el koala, el boyero australiano es un símbolo de este país oceánico. La inteligencia y resistencia son sus cualidades más llamativas, por lo que necesita de actividades que le permitan sacar toda su energía física y mental.

Raza: boyero australiano

Origen: Australia

Grupo 1 - Sección 2- (Perros boyeros excepto perros boyeros suizos)

Tamaño

Machos: entre 46 y 51 cm

Hembras: entre 43 y 48 cm

Expectativa de vida

De 13 a 15 años

Peso

Machos: entre 15 y 16 kg

Hembras: entre 14 y 16 kg

Características

  1. Energía (5 huesos)
  2. Afecto (5 huesos)
  3. Cuidado (3 huesos)
  4. Docilidad (4 huesos)
  5. Inteligencia (5 huesos)

Compatibilidad

  1. Niños (3 huesos)
  2. Extraños (2 huesos)
  3. Otros perros (4 huesos)
  4. Otras mascotas (4 huesos)

*Un hueso coloreado equivale a Muy poco y cinco, a Mucho.

Comportamiento

La lealtad e instinto protector de este ejemplar lo convierten en un muy buen pastor de ganado y en un gran perro guardián. Es muy dedicado al trabajo. La fidelidad con sus amos es indiscutible, pero puede ser poco amable con los extraños. No le conviene estar encerrado. Al ser un can con tanta agilidad y resistencia, necesita de ejercicio físico contantemente. De lo contrario, puede deprimirse y enfermarse. Es extremadamente inteligente, por lo que entrenarlo con métodos motivacionales no es tarea difícil. Tiene grandes habilidades para practicar deportes caninos.

Cabeza

Fuerte y proporcional al resto del cuerpo. Tiene un cráneo ancho con una ligera curvatura entre las orejas.

Ojos

Ovalados, de color café oscuro y de tamaño mediano. No pueden estar ni hundidos ni prominentes. Deben expresar vivacidad, estado de alerta e inteligencia.

Orejas

Preferiblemente de tamaño moderado. Anchas en la base, erguidas y levemente en punta; no en forma de cuchara ni de murciélago. Están muy separadas en el cráneo e inclinadas hacia afuera. La piel debe ser de textura gruesa, y en el interior están cubiertas con bastante pelo.

Hocico

Ancho y bien relleno debajo de los ojos. Se va adelgazando poco a poco hasta lograr una longitud media. La nariz siempre es negra y los labios son apretados. Los dientes deben estar sanos, fuertes, con espaciado uniforme y una mordida tipo tijera, es decir, que los incisivos inferiores están detrás de los superiores.

Cola

Va hacia abajo siguiendo el contorno del muslo y se alarga hasta los corvejones. En reposo debe presentar un curva leve, y cuando el animal está en movimiento o agitación, la cola debe estar levantada pero sin enroscarse. Tiene un abundante pelaje.

Pelaje

Es suave. Tiene doble capa, siendo más densa la primera. La capa externa tiene pelos lisos, duros y en posición que generan cierta impermeabilidad. En la parte de abajo y detrás de las patas, el pelaje es más largo. En el resto del cuerpo y la cabeza, incluyendo el interior de las orejas, es corto.

Cuerpo

La medida en línea recta desde el punto del esternón hasta donde empiezan los muslos, es mayor a la altura de la cruz. La espalda es fuerte y tiene costillas bien ceñidas. El pecho no es prominente, pero sí musculoso y moderadamente ancho. Es muy proporcionado y fuertemente acoplado. Debe reflejar una contextura atlética.

Colores

Azul

Azul moteado

Azul manchado

Rojo moteado

Rojo manchado

Historia

Cuando la industria ganadera australiana creció a principios del siglo XIX, se empezaron a necesitar perros que pudieran dedicarse al pastoreo de bovinos. Las razas importadas no soportaban las largas jornadas y estaban acostumbradas a lidiar con ovejas. Se intentó con dingos, perros primitivos que habitan Australia, pero estos eran demasiado agresivos con el ganado. Por eso, se hizo urgente la creación de una raza fuerte, de carácter firme, con gran resistencia y capaz de reunir y poner en movimiento a reses bravas. Al mismo tiempo, este ejemplar debía ser confiable, fiel, obediente, que no ladrara tanto. Se hicieron entonces cruces entre border collies azules, dingos, kelpies negros y rojos, perros ovejeros autralianos e incluso dálmatas. En 1903, El Club Cinológico de Nueva Gales del Sur aprobó la raza. En 1972, la Federación Cinológica Internacional la reconoció, y en 1980, el American Kennel Club.

¿Sabías que?

  • La industria ganadera australiana le debe su desarrollo al boyero australiano.
  • También se le conoce como heeler australiano, heeler azul o heeler de Quensland. ‘Heeler’ hace referencia a la forma en que organiza el ganado: dando pequeños y constantes mordiscos en los talones de las reses.
  • Un boyero australiano fue el fiel compañero del personaje de Mel Gibson en la película Mad Max 2 (1981). No tenía nombre, pero defiendía a su amo de todos los peligros que se le presentan. Durante el rodaje, el ruido de los motores lo asustaba tanto, que tuvieron que ponerle algodones en los oídos.
¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.