5 curiosidades del French Poodle

El perro insignia de la familia colombiana también tiene su propia historia. En 4Patas, algunos datos sobre esta raza que se ha ganado el afecto de millones en el mundo.

Lo habrás visto muchas veces, de color blanco, negro o café y pelo rizado. Esta raza, muy presente en entornos familiares, suele ser bastante enérgica y cariñosa. De ancestros árabes y con un origen repartido entre Rusia, Alemania y Francia, tiene una serie de aspectos que la hacen única:

1. Viene en distintos tamaños: este can tiene variadas dimensiones. Grandes, medianos, enanos y los llamados 'mini toy' que están modificados genéticamente para el mercado. Pueden pesar desde 35 kilos y medir 60 centímetros de alto, hasta 3 kilos y menos de 28 centímetros. Cada variación del tamaño obedece a una serie de procesos que buscaban adaptar al perro a diferentes necesidades, desde animales de compañía hasta ser recogedores de presas en jornadas de cacería.

2. El perro del espectáculo: debido a su gran capacidad de aprendizaje, sumada a una apariencia afable, el french poodle ha sido usado desde el siglo XVIII en actos de circo y callejeros. En ese entonces era común el adiestramiento cruel: eran privados del alimento y forzados a tener contacto con planchas calientes para que se acostumbraran a caminar en dos patas. Con el tiempo esta práctica cambió, pero la raza siguió siendo usada para el entretenimiento.

3. Una raza amiga de los adultos: no dejes que su lindo aspecto te confunda. Aunque fieles y cariñosos, el poodle es una raza de perro que se lleva mucho mejor con personas adultas que sepan brindarles su espacio y que les tengan paciencia. Aunque no son intolerantes con los niños, su nivel de interacción es ‘medio’, así que si tienes esta raza en casa, debes enseñar a los pequeños a convivir adecuadamente con sus mascotas.

4. Más listos de lo que crees: los continuos rankings sobre inteligencia canina ubican al french poodle entre los perros con mayor capacidad mental entre los canes. Por lo general ocupa el segundo lugar después del border collie.

5. Larga vida pero con cuidados: El french poodle vive aproximadamente hasta los 18 años. Sin embargo, la raza tiene una serie de enfermedades potenciales que deben tenerse en cuenta, principalmente torsión gástrica, cataratas y afecciones en la piel.
¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.