Razas potencialmente peligrosas Razas potencialmente peligrosas Foto: 123RF

Tengo un perro potencialmente peligroso

En 4Patas te contamos cuáles son las razas consideradas como peligrosas por la ley colombiana, qué responsabilidades se deben asumir si tienes uno de estos ejemplares y qué aspectos hay que tener en cuenta para ser un dueño responsable.

La Ley 746 de 2002 considera que un perro es potencialmente peligroso si presenta episodios de agresión contra alguna persona o contra otro perro, si se trata de un animal adiestrado para el ataque o la defensa, o si pertenece a alguna de las siguientes razas, sus cruces o híbridos: American Stafffordshire, Terrier Bullmastiff, Dóberman, Dogo Argentino, Dogo de Budeos, Fila Brasilero, Mastín Napolitano, Pit Bull Terrier, Presa canario, Rottweiler, Stafffordshire Terrier y Tosa Japonés.

La norma, además, establece que: “El propietario de un perro potencialmente peligroso asume la posición de garante de los riesgos que se puedan ocasionar por la sola tenencia de estos animales y por los perjuicios y las molestias que ocasione a las personas, a las cosas, a las vías y espacios públicos y al medio natural en general”. Así mismo obliga a los propietarios de estos animales a adquirir pólizas de seguridad civil.

Los perros potencialmente peligrosos deben pasearse por las zonas públicas (zonas comunes de conjuntos residenciales, vías públicas, transporte público, espacios abiertos, etc.) sujetos de una traílla y con bozal. El incumplimiento de estas disposiciones tiene sanciones que van desde una multa de cinco salarios mínimos, hasta el arresto del propietario.

Por su alto nivel de peligrosidad, la ley prohíbe la importación de perros de las razas Staffordshire terrier, American Staffordshire terrier, Pit Bull Terrier, American Pit Bull Terrier, o de animales producto de cruces o híbridos de estas razas, así como los centros de crianza de esta clase de ejemplares caninos en el país.

En el caso de que un perro ataque a una persona ocasionándole lesiones permanentes de cualquier tipo, se procederá al decomiso por parte de las autoridades locales y al sacrificio del animal por medio de la eutanasia. La misma sanción se implementará si el animal ataca reiterativamente a otra mascota.

Finalmente, todos los perros que pertenezcan a las razas consideradas como potencialmente peligrosas deben ser registrados ante las entidades locales, para ser incluidos en el Censo de Perros Potencialmente Peligrosos.
¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.