Las garrapatas son enemigos silenciosos que, de no retirarse a tiempo, pueden ser muy perjudiciales para la salud de tu mascota. Marcela Serna, veterinaria especialista en medicina interna de pequeños animales y fundadora de la clínica Oncovetcol, nos cuenta 10 tips para prevenir una infestación. Las garrapatas son enemigos silenciosos que, de no retirarse a tiempo, pueden ser muy perjudiciales para la salud de tu mascota. Marcela Serna, veterinaria especialista en medicina interna de pequeños animales y fundadora de la clínica Oncovetcol, nos cuenta 10 tips para prevenir una infestación. Foto: 4Patas.com.co

10 cosas que debes saber sobre las garrapatas

Si sospechas que tu perro puede tener uno de estos parásitos en su piel, te contamos cómo tratarlo y prevenirlo adecuadamente.

Las garrapatas son enemigos silenciosos que, de no retirarse a tiempo, pueden ser muy perjudiciales para la salud de tu mascota. Marcela Serna, veterinaria especialista en medicina interna de pequeños animales y fundadora de la clínica Oncovetcol, nos cuenta 10 tips para prevenir una infestación.

1. Las garrapatas se encuentran generalmente en las partes más calientes del cuerpo del animal como los oídos, el abdomen y las zonas interdigitales (entre los dedos). Allí es donde debes revisar con mayor atención.

2.
Visualmente, puedes identificarlas como estructuras redondas, con cabeza pequeña y cuatro pares de patas.
 
3.
Si encuentras una garrapata, verifica primero si está adherida a la piel del animal. Para retirarla, utiliza una pinza, toma el parásito de la cabeza y hala suavemente.

4. En caso de que esté incrustada, realiza un movimiento suave con tu mano de lado a lado, para aflojar las patas.

5. Ten en cuenta que si la garrapata no se retira correctamente y su cabeza queda al interior de la piel, puede generarse una infección y/o inflamación de la zona.

6. Después de retirarla, desinfecta la herida utilizando productos con yodo, clorhexidina o alcohol. Es necesario limpiar la zona todos los días hasta que sane por completo.

7. Deposita la garrapata en un recipiente que contenga alcohol o presiónala fuertemente sobre una superficie, verificando que haya muerto, e introdúcela en una bolsa. Guárdala y llévala como evidencia a la consulta veterinaria.

8. Que tu perro tenga una garrapata no es una urgencia vital. Sin embargo, visita al veterinario en los días siguientes, para que este revise la zona de la picadura, determine si hay una infestación y recomiende los pasos a seguir según el caso, ya que algunos de estos parásitos pueden transmitir enfermedades graves e incluso mortales.

9. El veterinario definirá si es necesario realizar exámenes de laboratorio, aproximadamente 15 días después de la picadura, para detectar la presencia de hemoparásitos como la Erlichia y la Babesia, que requieren un tratamiento inmediato.

10. Para prevenir el contagio, aplica un producto antipulgas y antigarrapatas, una vez al mes.

Lee también: Garrapatas al acecho
¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.