Aunque es un síntoma común en muchas patologías e incluso pueden presentarlo perros sanos, a los propietarios nos inquieta mucho su aparición. Te explicamos cuándo puede alertar sobre una enfermedad grave. Aunque es un síntoma común en muchas patologías e incluso pueden presentarlo perros sanos, a los propietarios nos inquieta mucho su aparición. Te explicamos cuándo puede alertar sobre una enfermedad grave. Foto: 4Patas.com.co

ABC del vómito de tu mascota

Aunque es un síntoma común en muchas patologías e incluso pueden presentarlo perros sanos, a los propietarios nos inquieta mucho su aparición. Te explicamos cuándo puede alertar sobre una enfermedad grave.

“Lo primero que hay que tener en cuenta es que el vómito es un signo clínico muy inespecífico, es decir, que muchas cosas lo pueden producir” explica el médico veterinario César Cabrejo. Sin embargo, hay una serie de características físicas o ‘tipos de vómito’ que en ocasiones pueden servir de orientación para entender este síntoma en tu mascota.

Alimentarios o con cuerpos extraños: es la principal razón por la que vomitan los perros y tiene que ver con la ingesta de comida inapropiada, como restos de la calle o la basura, o cuerpos extraños como pasto o pelo, entre otros, que son observables dentro de la sustancia.

Biliosos: tiene un color amarillo-verdoso y puede estar relacionado con enfermedades hepáticas, entre otras patologías.

Espumosos: cuando son en poca cantidad, se producen usualmente en la mañana y mejoran cuando la mascota come su alimento, puede que estén generados por una gastritis.

Hemorrágicos: en el vómito se perciben pintas de sangre, tanto fresca como seca. Puede ser indicio de una úlcera gástrica o de procesos de intoxicación con raticidas y requiere un diagnóstico rápido por parte de un especialista.

Fecaloides: su aspecto y olor es el de la materia fecal. Cuando una mascota lo presenta, debe ser atendida inmediatamente por un veterinario, pues puede estar relacionado con accidentes gastrointestinales.

¿Regurgitación o vómito?
La primera se refiere al proceso mediante el cual la comida se queda en el esófago y el perro la devuelve. Puede presentarse en animales que presentan enfermedades en la vía digestiva alta y aunque es muy similar al vómito, se diferencia porque en esta el alimento aparece sin ser digerido.

¿Cuándo consultar a un experto?
De acuerdo con el doctor Cabrejo, coordinador médico de la Clínica Veterinaria de la Universidad de la Salle, si un perro sano presenta el vómito como un signo aislado y ocasional, probablemente no es problemático. Por el contrario, si el animal vomita de forma recurrente y existen otros síntomas, lo más recomendable es acudir al médico veterinario.

Lee también: 10 síntomas que indican que algo no anda bien con nuestro peludo.
¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.