Aprende a detectar la anemia en un perro

¿El color de las encías de tu mascota se ve más blancuzco de lo normal y sospechas que es un déficit de hierro? No te preocupes. Aquí te explicamos todo lo que necesitas saber con respecto a esta frecuente enfermedad.

Es común escuchar de parte de los propietarios que llegan a consulta: “doctor, mi perro está pálido, principalmente en las encías, ¿estará anémico?”. La respuesta a dicho interrogante, y para tranquilizar a otras personas que sospechen algo similar en su mascota, es que no necesariamente es anemia, considerando que para serlo debe estar acompañado de otros signos y síntomas. Si es anemia, es muy importante recibir una adecuada orientación diagnóstica y terapéutica del médico veterinario.

La anemia es una disminución en los glóbulos rojos y la hemoglobina de la sangre, encargados de realizar el transporte de oxígeno a cada rincón del cuerpo. Dicha disminución puede darse por una pérdida excesiva (en hemorragias internas o externas), déficit de producción (por desórdenes alimenticios u otras enfermedades metabólicas), o por incremento en la destrucción interna (enfermedad autoinmune, hemoparásitos o por la ingestión de tóxicos).

Los principales síntomas de la anemia son disminución en el apetito, letargia o debilidad generalizada, aumento en la frecuencia respiratoria, intolerancia al ejercicio, mayor susceptibilidad a enfermarse y membranas pálidas (incluida la encía). Es fácil de diagnosticar con la realización de pruebas de laboratorio clínico, como el hematocrito, además de la evaluación general que se realiza en la consulta. El principal reto del médico veterinario frente a un caso de anemia es determinar la causa del problema para poder realizar un manejo clínico adecuado.

Frente a casos de anemia severa se recomienda realizar una transfusión sanguínea como mecanismo de emergencia para poder abastecer de oxígeno a cada célula y tejido del animal, evitando así complicaciones mayores. Adicional al tratamiento anterior, la prescripción de medicamentos dependerá de la causa del trastorno. Un aspecto clave en animales sanos o en aquellos que vienen padeciendo anemia, es administrar una muy buena alimentación a base de hierro. De igual manera mantener agua fresca disponible, considerando que una de las principales causas de anemia es la deshidratación.

El aumento excesivo de glóbulos rojos o eritrocitosis también es problema, y se puede dar por múltiples causas, pero la más frecuente es el bajo nivel de oxígeno en la sangre.

Recuadro

Suplementación con hierro en la dieta del perro

La baja disponibilidad de hierro en la dieta de nuestro canino lleva a la médula ósea del animal a producir células muy pequeñas y con poca capacidad de transportar oxígeno. Los perros con una insuficiencia severa de hierro no son capaces de absorber muy bien los medicamentos orales, por lo tanto:

  • Hay que recurrir a la administración de medicamentos intravenosos o intramusculares, hasta que se alcance un nivel adecuado.
  • Se debe administrar tabletas de manera prolongada, que ayuden a regular metabólicamente al animal.

Ten en cuenta que:

  • La administración de hierro en pacientes con infección renal puede ser una contraindicación.
  • Las altas dosis pueden producir daños teratogénicos, es decir, defectos congénitos (malformaciones u otras alteraciones morfológicas y funcionales) en el feto de las perritas gestantes.
¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.