¡Auxilio! mi perro tiene ronchas

¿Mi perro está enfermo?, ¿tiene pulgas?, ¿algo le habrá caído mal?, son algunas de las preguntas que nos hacemos cuando en la piel de nuestros peludos empiezan a aparecer ronchas o irritaciones. Aquí te explicamos cuáles son las razones por las que tu perro está atravesando por está incómoda situación.

Alergia a la picadura de pulga: en el momento en el que una pulga o garrapata pica al perro, se crea una reacción de hipersensibilidad a los componentes de la saliva de esta plaga, lo que hace que el canino se rasque compulsivamente la piel, causándose irritación; a esta afección se le conoce como dermatitis alérgica por picadura de pulga.

¿Cómo detectarla?

Las zonas más frecuentes de aparición de ronchas son aquellas donde no hay mucho pelo, como el lomo y la base de la cola. Esta alergia se caracteriza por causar inflamación, enrojecimiento en la piel y en ocasiones sangrar, debido a los mordiscos o rascaduras del perro.

Tratamiento:

Ante esta situación, baña a tu perro con jabones antipulgas, asimismo, utiliza productos de este tipo con él. Suminístraselos por vía oral, mediante una pastilla o aplica crema en el área afectada.

Alergia a agentes externos: el prurito (pequeños granos) y otro tipo de irritaciones pueden aparecer por alergia a algún alimento, a la picadura de un insecto o a un agente externo, como el caso del polen. A este tipo patología se le conoce como dermatitis atópica y es de las más comunes entre los perros.

¿Cómo detectarla?

Tu can empieza a sufrir picor, enrojecimiento, brote y sequedad.

Tratamiento:

Inspecciona lo que come. La alimentación rica en ácidos grasos (Omega 3 y 6) ayuda a los perros con problemas en la piel a mantener los síntomas bajo control. Como complemento a esto, se puede optar por alimentos hipoalergénicos en la dieta de los caninos, además de una higiene adecuada.

En cuanto a los agentes externos, revisa con qué tipo de plantas está teniendo contacto tu peludo, para así detectar qué causa su alergia.

Pioderma de mentón y hocico: también conocido como acné canino, es un problema dermatológico causado por la obstrucción de los folículos pilosos en la región del mentón y el hocico. Su causa  es desconocida, sin embargo, se piensa que pequeños traumatismos en la zona, producen ruptura de los folículos, produciendo una infección bacteriana. Esta patología es común entre los cachorros de 5 a 8 meses de edad, de razas bulldog Inglés, Boxer, Gran Danés, Rottweiler, Doberman y Pinscher.

¿Cómo detectarla?

Si observas espinillas o erupciones en la boca, barbilla y labios de tu perro puede tratarse de un problema de acné canino.

Tratamiento:

No existe un tratamiento preciso para esta patología, sin embargo, se recomienda evitar tocar el área, administrar antibióticos durante 4 semanas y hacer uso de un shampoo antibacteriano. En caso de no tratar este problema, se puede desarrollar hinchazón, costras y más puntos negros. Cabe aclarar que esto no afecta a tu perro, no obstante, puede tener riesgo de convertirse en una infección secundaria de la piel que requiera atención.

Recuadro:

Ante la identificación de ronchas en tu perro, visita al veterinario para detectar el origen exacto del brote.

¿Qué hacer para evitar la aparición de ronchas en tu perro?

  • Desparasita a tu perro de pulgas y garrapatas tanto interna como externamente.
  • Procura bañar a tu peludo con productos de calidad y con una frecuencia moderada, ya que el exceso de agua y jabón puede dañar su piel y desequilibrar su pH.
  • Limpia las heridas de tu perro, y evita que él se lama, ya que las heridas abiertas son propensas a adquirir infecciones.
¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.