¿Perros con brackets?

Resulta que los perros también necesitan, en ocasiones específicas, de un tratamiento de ortodoncia. Aquí te explicamos cuándo es oportuno el tratamiento.

La ortodoncia para perros existe porque los colmillos torcidos pueden generar heridas adentro de la boca de tu mascota. Eso puede ponerla en riesgo de contraer graves infecciones que, de no tratarse a tiempo, podrían causar enfermedades en las encías que solo se pueden solucionar con procedimientos quirúrgicos.

Incluso, una lesión puede hacer que el animal pierda el apetito al relacionar el consumo de alimentos con el dolor en su cavidad bucal, por lo que es indispensable evitarlas a toda costa.

La solución para problemas de este tipo puede ser la ortodoncia canina. En 4Patas te explicamos en qué casos se recomienda este tratamiento para tu mascota.

• Maloclusión: sucede cuando la mandíbula del animal no encaja de forma correcta. La mordida defectuosa es la causa más común para que un perro pueda necesitar ortodoncia.
Linguoversión: así se denomina a los casos en los que colmillos inferiores crecieron hacia adentro.
Caninos en lanza: en este caso los colmillos superiores crecieron hacia afuera y no hacia abajo, como debe ser. Esto, incluso, puede causar que el canino inferior se desvíe, haciendo que el perro se muerda el labio sin intención de forma permanente.

Tratamiento

El médico veterinario debe evaluar el tipo de afección para determinar el procedimiento. Existen diferentes métodos según el riesgo: resinas aplicadas sobre los dientes para cambiar su angulación; botones y elásticos ortodónticos para desplazar los dientes, y aparatos similares a los que usan los seres humanos.

La médica veterinaria especialista en odontología canina Suanúa Serrano explica que no todos los perros son buenos candidatos para recibir ortodoncia. Estos tratamientos no son recomendables si el can tiene un temperamento muy fuerte, vicios de roer o una enfermedad crónica.

¿Cuestión de raza?

La razas de cabezas anchas y chatas como pug, bóxer y bulldog son propensas a tener problemas de mordida. Aunque en ellas se considera una característica normal, es recomendable estar atento en caso de que la desviación sea excesiva y genere inconvenientes.

Por predisposición genética hay razas pequeñas, como los yorkshire terrier, por ejemplo, que no expulsan a tiempo sus dientes de leche causando desvíos y apiñamientos de los molares definitivos. En estos casos los cachorros pueden ser sometidos a procedimientos quirúrgicos para sacar algunos de los primeros dientes y que, de esa forma, los permanentes nazcan en el sentido correcto.

Cultura de prevención

El médico veterinario Andrés Melo reconoce que la ortodoncia veterinaria es un procedimiento poco utilizado en Colombia y señala que en países como España, Alemania, Suecia, Estados Unidos y Brasil se está convirtiendo en una práctica común. Además, destaca la importancia de otros procedimientos en mascotas, como los odontológicos, para prevenir enfermedades del sistema digestivo.

*Asesoría:

Andrés López Melo, MV: periodonpets@gmail.com
Suanúa Serrano, MV: suanua@gmail.com

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.