¿Cómo afectan los cambios de comida la salud del perro?

Dime que comes y te diré quién eres, es una frase que puede ser utilizada perfectamente para explicar la importancia de la alimentación en las mascotas.

La primera consideración que se debe tener en cuenta es la evolución; estos animales acompañan a los seres humanos desde hace miles de años, porque podían obtener su alimento fácil de los hombres simplemente estando cerca de ellos.

Los perros y los gatos son animales evolutivamente carnívoros, por consiguiente su dieta tiene como base fundamental la proteína de origen animal, siendo esta fuente muy variada (bovinos, pollos, cordero, conejo, pavo).

Los alimentos concentrados son actualmente la principal forma de alimentación de las mascotas; su formulación está hecha para suplir las necesidades nutricionales del animal (proteínas y minerales principalmente). Inclusive estos alimentos se han diseñado para cada etapa de la vida de la mascota o mejor aún, pueden ser parte de la terapia en algunas enfermedades como en caso de enfermedad renal, hepática o cardiaca entre otras.

 No solo existen este tipo de dietas balanceadas, también se han desarrollado dietas alternativas como las dietas barf que buscan cumplir con el mismo objetivo de las dietas concentradas, solo que esta tiende a ser más gustosa o palatable.

La alimentación con comida casera no es recomendada, esta comida puede ser deficiente en sustancias vitales para el buen desarrollo y mantenimiento de una buena salud o peor aún puede llevar a intoxicaciones como es el caso de preparaciones con ahuyama, cebolla o ajo.

La elección de la dieta dependerá de la etapa de la vida del animal o de las enfermedades que padezca está; adicionalmente del dinero con que se cuente, ya que algunos alimentos serán en mayor o menor medida más costosas.

Preferiblemente se debe ser constante con el tipo de proteína, a menos, que una recomendación médica indique su cambio. Algunos pacientes pueden presentar episodios de heces blandas o diarrea debido al cambio de la dieta; probablemente se presenta por que su organismo y flora intestinal está acostumbrado a cierto tipo de alimento (evento conocido en humanos como síndrome del viajero).

Por consiguiente se debe consultar con el Medico Veterinaria sobre el tipo de alimentación más favorable y si existo o no la necesidad de realizar cambios.

 

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.