Cómo saber que un perro tiene cáncer de próstata

Muchas veces nuestras mascotas presentan enfermedades que no podemos identificar y que pueden perjudicar o acabar con la vida de ellos. Uno de estos padecimientos es el cáncer de próstata. Conoce cómo es el tratamiento.

¿Qué es la próstata?

La próstata es una parte muy importante del sistema reproductivo del macho canino, es una glándula sexual que está localizada en la parte posterior de la vejiga y su función es producir un líquido que contribuye a la nutrición y al metabolismo de los espermatozoides que transporta.

¿Qué es el cáncer de próstata?

La Organización Mundial de la Salud (OMS) define cáncer como el proceso en donde las células se caracterizan por tener un crecimiento y esparcimiento incontrolados. En el caso del cáncer de próstata es un crecimiento exagerado de ciertas células, que hacen que la glándula aumente de tamaño.

En el cáncer, las células se hacen anormales y su proceso se descontrola. Las células viejas o dañadas sobreviven en vez de morir y las células nuevas se forman cuando no son necesarias, formando masas que se llaman tumores.

Una de las principales patologías puede ser la Hiperplasia prostática (HPB), que puede ser benigna, en este caso la próstata suele aumentar su tamaño a partir de los 5 o 6 años de edad de manera natural.

Sin embargo, la HPB puede ser un factor clave para la presentación del carcinoma prostático, es decir cáncer de próstata.

¿Cuáles son los síntomas?

Los síntomas pueden ser muy variados y dependerán del grado de afectación. Algunos de los síntomas a los que te recomendamos estar atento para detectar esta enfermedad son:

- Dificultad al orinar

- Bloqueo completo de la orina

- Orinar varias veces en pocas cantidades

- Presencia de sangre en la orina

- Estreñimiento

- Pérdida de peso

- Dolor cuando se toca el área de la próstata

- Fiebre

Prevención y tratamiento

La prevención y el tratamiento de este tipo de enfermedades en las mascotas van muy de la mano, ya que, si él macho no está destinado a la reproducción, se debe contemplar la posibilidad de realizar la castración, de esta forma se disminuyen la producción de ciertas hormonas que reducen la posibilidad de presentación de cáncer prostático.

En el caso, en el que el perro ya padezca cáncer de próstata, generalmente se recomienda tratamiento quirúrgico para la castración, que irá acompañada de un tratamiento farmacológico anti tumoral.

Sin embargo, todo ello dependerá de cada caso en particular, por eso el Doctor César Augusto Cabrejo de la Clínica Veterinaria de La Universidad de La Salle, recomienda además de prestar atención constante a estos síntomas, acudir al médico veterinario para control y realización del examen de próstata después de que la mascota cumpla 5 o 6 años de edad.

 

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.