Tips para darle el medicamento a tu perro

A todo can le llega el momento de tomar medicamentos, pues de estos pueden depender su bienestar y su salud. En 4Patas te contamos cuál es la manera más exitosa de darle una pastilla a tu mascota, sin morir en el intento.

Parece fácil esconder una píldora en la comida de tu perro para que se la trague, pero ¿qué pasa si la huele? ¿Y si bota la mitad de la pastilla? Para lograrlo debes ser un poco más creativo. A continuación te presentamos cinco tips infalibles para administrarle medicamentos a tu peludo.

  1. Nada de nervios

Los perros son expertos en leer nuestro lenguaje corporal. Cuando necesites medicar a tu mascota, mantente relajado y calmado. Nunca lo persigas ni acorrales. Esto hará más difícil el proceso. Si le vas a administrar una pastilla, ábrele gentilmente su boca y posiciónala en la base de su lengua. Luego de esto, levántale la cabeza de tal forma que su nariz quede apuntando hacia arriba. Mantén esta posición hasta que sientas que se ha tragado el medicamento.

En caso de que sea un medicamento líquido, utiliza una jeringa (sin aguja, obviamente) y deslízala lateralmente entre sus cachetes y sus dientes. Sostenle el hocico cerrado y empuja suavemente el émbolo de la jeringa hasta administrar la totalidad del fármaco. Luego de esto, levántale la cabeza de la misma forma en que lo harías para administrar una pastilla.

  1. Escoge comida apetitosa

Carne, jamón, salchichas, mantequilla y paté son apenas algunas de las mejores alternativas para esconder medicamentos. Puedes utilizar también algunos de los premios para perros que se consiguen en el mercado. Lo importante es que le gusten a tu peludo. Cerciórate de que sea un trozo pequeño de comida, de tal forma que sea más fácil de tragar.

  1. Que parezca un juego

El jugueteo, previo a la administración de un medicamento, puede relajar a tu perro y hacer del proceso algo más agradable. Para lograrlo, te sugerimos hacer varias bolas de comida, una de ellas con el medicamento, y capturar la atención de tu perro invitándolo a jugar tirándoselas directo a su boca para que se las trague. Esta práctica debe ser habitual, incluso sin la necesidad de medicación, para que cuando se requiera sea un proceso más llevadero para tu mascota.

  1. Medicamentos saborizados

Debido a ciertas dificultades que se pueden presentar al administrar medicamentos a las mascotas, algunos productos farmacéuticos han sido desarrollados con saborizantes para que sean más aceptados por los perros. Con seguridad, el veterinario de tu mascota optará por formular este tipo de productos.

  1. Pasando desapercibidos

La administración de un medicamento puede hacerse incluso durante una caminata en el parque. En ese momento tu perro estará relajado, a gusto y libre de tensiones generadas por el encierro, por lo que posiblemente cooperará más en el proceso. Es muy recomendable, además, la administración de productos tópicos sobre su pelaje (como antipulgas y antigarrapatas) justo antes de salir a la calle, para evitar que se retire el producto al restregarse contra tapetes o alfombras y garantizar así una correcta absorción a través de la piel.

Recomendaciones adicionales

  • Una buena recompensa después de la administración de un medicamento, seguramente facilitará el proceso en una próxima ocasión. Así que ten a la mano uno de sus premios favoritos.
  • Busca una superficie cómoda, tanto para ti como para tu mascota. Si tienes un perro pequeño puedes subirle en una mesa para que quede a tu altura. Ayúdate con el uso de collar y traílla.
  • Si requieres ayuda, no dudes en solicitarla. Una persona que te colabore en la administración del medicamento puede hacer que todo sea más rápido y menos traumático.

Ten en cuenta...

Para darle una pastilla, ábrele gentilmente su boca y posiciónala en la base de su lengua. Luego de esto, levántale la cabeza de tal forma que su nariz quede apuntando hacia arriba.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.