Antes de emprender un viaje en auto con tu mascota, cerciórate de haberla preparado de forma adecuada. Así ambos podrían disfrutar la experiencia de llevar a tu mejor amigo de paseo. Antes de emprender un viaje en auto con tu mascota, cerciórate de haberla preparado de forma adecuada. Así ambos podrían disfrutar la experiencia de llevar a tu mejor amigo de paseo. Foto: 4Patas.com.co

¡Nos fuimos de paseo!

¿Te gusta viajar pero piensas que la pasarías mejor si tu peludo fuera contigo? En la próxima salida no te quedes con el remordimiento de dejarlo solo. No olvides que los perros aman explorar, así que anímate a tomar las medidas para que la experiencia sea placentera.

Si alguna vez has salido de viaje por tierra preocupado por lo que será de tu mejor amigo mientras estás por fuera, seguro querrás recibir algunos consejos para llevarlo junto a ti la próxima ocasión. Esta puede ser una gran experiencia o un gran desastre: todo depende de la preparación. No es recomendable que sea una decisión apresurada, por el contrario debes asumirla con tranquilidad. Recuerda que tu mascota siente tu energía y no querrás que también esté estresada.

Además de cumplir con los requisitos de salud básicos, como por ejemplo tener sus vacunas al día, es necesario que tu perro esté familiarizado con el automóvil, así que si no acostumbras a llevarlo contigo en el mismo, es mejor que empieces a invitarlo a hacer recorridos cortos e ir aumentando las distancias gradualmente para que cuando toque hacerlo definitivo no se sienta incómodo. A continuación te damos algunos consejos prácticos que pueden ayudarte a dar el gran paso de llevarte a tu mejor amigo de paseo.

Equilibrio ante todo
Ni en los manuales ni en los libros se describe una edad, raza o tamaño de perro ideal para viajar. Sin embargo, muchos expertos resaltan que la estabilidad es clave para que sea un buen compañero de viaje. Además de los tips que vienen a continuación, es muy importante que, ante todo, le transmitas mucha calma y control. Sabes que tu fiel amigo ama estar a tu lado, así que lleva un objeto prendado con tu olor; esto ayudará a calmar sus nervios. Antes de partir, debes jugar un buen rato con él, pues agotarás su energía y estará listo para descansar.

Alimentación
Evítale malestar estomacal: no le des comida pesada durante un par de horas anteriores al viaje, así prevendrás en un alto porcentaje que vomite por el movimiento del auto. En caso de que el recorrido sea largo, lo más recomendable es detenerte cada dos horas, dar una vuelta juntos; lleva una pelota y ayúdalo a quemar energía, así no estará ansioso. Nunca olvides tener agua a la mano y recuerda darle un alimento pequeño pero rico en nutrientes.

¡Mejor no correr riesgos!
El estudio realizado por el Instituto de Investigación Centro Zaragoza en España, advierte como punto principal que las mascotas son una fuente significativa de distracción durante los viajes en carro, pues de diversas formas pueden interferir en la conducción. El estudio también manifiesta que 30% de los accidentes son ocasionados por distracción del conductor. Entonces, una opción segura para transportarlo es el guacal: no te sientas mal por meterlo adentro, pues de esta manera lo expondrás a menos riesgos y evitarás la tentación de distraerte mientras lo mimas.

Preséntale el guacal con entusiasmo, nada de sentimientos de culpa. Permite que entre por sí mismo. Puedes poner en el interior uno de sus juguetes preferidos (o algo blando para que no se vaya a lastimar) o una prenda con tu olor, así estará más confiado. En algunas tiendas de mascotas venden productos como cinturones para perros, que también pueden llegar a ser muy prácticos para controlar los movimientos de tu mascota adentro del carro.

¿Medicarlo o no?
Ni se te vaya a ocurrir darle un sedante de humanos a tu perro. Aunque existen medicinas propias para tu amigo y esta sea una idea muy tentadora, los expertos no creen que sea lo mejor, pues en muchos casos pueden generarse efectos adversos en su organismo. Si crees que no existe otra posibilidad, pues no has logrado calmar su ansiedad, asesórate con su veterinario.

¡Recuerda!
Si es imprescindible dejar a tu amigo adentro del carro mientras estás estacionado por algunos instantes, no olvides la rapidez con la que podría sufrir de un 'golpe de calor'. Antes de irte, hidrátalo, déjalo bajo la sombra, con las ventanas semiabiertas, y ¡no te demores!

Check list de cosas para no olvidar:

- ¡Buena vibra!
- Hidratación y poca comida rica en nutrientes
- Ejercicio previo (bastante)
- Un objeto con tu olor o el suyo (cobija, juguetes)
- Collar con placa actualizada
¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.