Hay muchas creencias y mitos alrededor de los perros, como que estos solo ven en blanco y negro. Aquí te contamos qué tan verdaderos son estos mitos. Hay muchas creencias y mitos alrededor de los perros, como que estos solo ven en blanco y negro. Aquí te contamos qué tan verdaderos son estos mitos. Foto: 4Patas.com.co

Mitos perrunos

Como todo en la vida, existen algunas creencias sobre los perros que son inexactas o, muchas veces, falsas. En 4Patas.com.co decidimos investigar algunos de esos mitos para enterarnos de qué tan verdaderos son.

Por cada año humano, el cachorro tiene siete
Falso

En realidad, esta cifra es un estimativo para que las personas se hagan una idea de la edad de su mascota. Sin embargo, si el cálculo fuera verdadero, un perro de 15 años ‘humanos’ tendría 105 años ‘perrunos’, lo cual es inconsistente, porque algunos peludos llegan a esa edad con mucho vigor y la gente, no tanto. Además, el tiempo de vida canino depende de su raza, tamaño y salud, entre otras cosas. Es más preciso decir que durante el primer año parecen adolescentes y a los ocho están en la edad madura.

Los beagle son perfectos para tener en casa
Sí y no

Son cariñosos y muy juguetones, por lo que son ideales para familias con niños; además, son amigables con las visitas y adoran a las personas. Sin embargo, cuando se les deja mucho tiempo solos en un patio ?o peor, adentro de un apartamento?, pueden aburrirse e intentar distraerse escarbando la tierra, haciendo daños o buscando una salida para escapar. Por otra parte, pueden ser bastante tercos, por lo que se recomienda entrenarlos para obedecer y poner atención a las órdenes de sus dueños.

Solo ven en blanco y negro
Falso

Aunque no distinguen tantos colores como los humanos, sí pueden ver en diferentes tonalidades. Estudios de oftalmólogos veterinarios han determinado que reconocen la gama de los azules y los verdes, más no la de los rojos, algo parecido a lo que sucede con el daltonismo. Al parecer, pueden distinguir entre los tonos azules, morados, amarillos y grises. Aún así, para los cachorros, la perspectiva, el contraste, la iluminación y el movimiento son muy importantes al momento de observar.

Los pinscher son como un juguete
Falso
Por su pequeño tamaño, muchas personas creen que son parecidos a un peluche, solo que de la vida real. Lo que no saben es que es un animalito lleno de energía y demasiado curioso, que se puede meter fácilmente en problemas cuando su dueño no está mirando. Es un excelente perro guardián por su carácter vigoroso y atento, y es poco probable que un día amanezca perezoso. Si no tienes mucho tiempo para estar con un ojo encima de tu perro, es mejor que adoptes otra raza.

Los perros viejos no aprenden nuevos trucos
Falso
Los canes tienen la capacidad de aprender cosas nuevas a cualquier edad. Sin embargo, cuando están seniles probablemente no quieran hacerlo, porque su nivel de energía no es muy alto y están cansados. Además, ya no tienen la misma audición o visión que cuando eran jóvenes, por lo que demoran más tiempo procesando las indicaciones de su dueño. Si quieres enseñarle nuevas cosas, mantenlo interesado y evita las actividades que necesiten de mucho esfuerzo físico.

Los pitbull son muy peligrosos
Sí y no
Originalmente fueron criados para pelear contra toros durante el siglo XIX en Inglaterra. En la actualidad, algunas personas sin escrúpulos siguen entrenándolos para ser agresivos y ganar en peleas de perros, pero la verdad es que, con una buena socialización desde cachorros y un entrenamiento adecuado, son excelentes para los juegos de agilidad y muy cariñosos con los niños. Aún así, como son territoriales, es necesario sacarlos a pasear con correa y de acuerdo a reglamentaciones, incluso con bozal.

Los perros comen pasto para vomitar
Falso

A veces ellos trasbocan después de comer pasto, pero eso no significa que lo ingieran para inducir el vómito. Parece que eso tiene que ver más con cómo lo comen que con la grama en sí (aunque si es tratada con químicos, puede enfermar a cualquiera). En realidad, los perros que comen poco pasto no tienen problema, mientras que aquellos que lo ingieren rápido y a grandes mordiscos causarán en su estómago una irritación que puede terminar en el desagradable vómito. Algunos expertos tienen la teoría de que los canes ingieren pasto porque quieren satisfacer alguna falencia nutricional. En todo caso, lo mejor es consultar al especialista.

Todos los gran danés son como Scooby-Doo
Más o menos
Como el personaje de televisión, el gran danés adora a las personas y, a veces, cuando quieren ser consentidos, pueden saltar encima del sofá y en tu regazo para recibir unas caricias. Sin embargo, no son tan asustadizos ni andan comiendo todo el tiempo, a pesar de necesitar ejercicio diario para consumir energía. Tampoco son aptos para pequeños espacios por su gran tamaño, pues pueden botar muchas cosas al suelo con su cuerpo y hacer desorden; y aunque Scooby-Doo habla, ellos, lamentablemente, todavía no han aprendido.
¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.